martes, septiembre 18, 2007

EMBELLECIENDO

Mirando atrás, sé que, cuando trabajaba con Kirby en particular, usaba una enorme cantidad de pincel y, ciertamente, con un pincel tienes una línea más pesada. Pero el trabajo de Jack casi demandaba un pincel, porque tenía grandes, gruesos trazos de lápiz, y generalmente cuatro, cinco viñetas como mucho por página. Y realmente podías hacer grandes dibujos, y podías meterte ahí con un pincel y dejarte llevar. No es como hoy en día cuando entinto la página dominical de Spider-Man para Stan y King Features. Uso una cantidad enorme de plumilla. Los dibujos son tan pequeños y se reproducen a un tamaño tan pequeño que tienes que usar un montón de plumilla porque el pincel es demasiado grande, y las líneas se volverían demasiado pesadas.

(...) Stan fue siempre el alma de la fiesta, por así decirlo. Si Stan estaba en una habitación con un millar de personas, él destacaba. Gran sentido del humor. Ahora ha perdido un poco de memoria, pero incluso en aquellos tiempos no era conocido por su memoria. Tremendo sentido del humor. Me gustaría poder contarte alguna de las historias, porque cada vez que se me reconoce por mi trabajo, Stan me envía una pequeña nota. Las he guardado todas. Tengo cientos y cientos de notas y cartas de Stan. Algún día, harán un buen libro, creo. En serio, no creerías el sentido del humor que tenía. Siempre con una sonrisa. Si alguna vez ves una fotografía de Stan, será con una enorme sonrisa.

Aunque bueno, también podía ser duro. Sabía lo que quería, y lo esperaba. Ciertamente me ayudó de muchas, muchas formas. Desde el mismo principio, recuerdo cuando yo era sólo un muchacho recién salido de la escuela, me dijo: “Joe, sea lo que sea lo que hagas, exagéralo todo”. Me dijo: “Lo quiero todo exagerado”. Eso era para lo que él vivía.

(...) La mayoría de los tipos que hacían los cómics trabajaban en casa. El equipo, por supuesto, estaba compuesto por mucha gente. Lectores de pruebas, gente que hacía correcciones, cosas así. Bueno, Romita, por supuesto, trabajaba en la oficina, y había otros pocos. Kirby, yo trabajé con Jack, oh, cielos, debieron ser unos 18 años, algo así, y nunca estuve con él. Nunca hablé con él por teléfono, ¿puedes creerlo? Marvel organizó una convención en 1972, fui y Marie Severin me presentó a Jack Kirby. Y no volví a verle, no volví a hablar con él hasta 1975. Hicieron otra convención, fui y nos encontramos. Pasamos tres días estupendos juntos. Después de eso, nunca volvía a hablar con él, ¿puedes creerlo?

------

Joe Sinnott, en una larga entrevista de Bob Andelman traducida por e ilustrada por Entrecomics