miércoles, septiembre 19, 2007

(NO) LIMITS

Quería probar los límites de la libertad en el arte. "Era un proyecto para el mundo del arte. He notado que no puedes criticar el mundo musulmán."
------------
Lars Vilks, el dibujante sueco a cuya cabeza ha puesto precio Al Qaeda

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo estoy alucinando con la poca repercusión mediática que esta teniendo este asunto. Joder, que han puesto precio a la cabeza de una persona por 100.000 dolares.
Las comparaciones son odiosas, pero no ha requerido ni la milésima parte de atención por la prensa que cuando Jomeini puso precio a la vida de Salman Rushdie por varios millones de dolares.
¿Qué pasa? Que si no hay disturbios y un conflicto internacional como en el caso de las caricaturas danesas, el asunto no tiene importancia

pepo dijo...

ni idea. Si te sirve de algo, yo he pensado lo mismo que tú. No sé si es que nos hemos acostumbrado ya a esto, o que es un dibujante, o ambas cosas, o ninguna.

Sergio dijo...

Yo creo que tristemente ambas cosas, ya no es algo novedoso en los medios este tipo de cosas.

Por otra parte los argumentos de este hombre (¿investigación? con los antecedentes que todos hemos visto, sabes que si haces algo así vas a tener a un montón de fanáticos cabreados: es tan fácil y fiable como darle al interruptor de la luz), me huelen un poco a chamusquina.

Me parece muy facilón ponerle a un perro la cabeza de Mahoma porque sí, lo entendería en algún contexto (como en la ópera esa que no se atrevían a estrenar en Berlín), o en un chiste por chorra que fuera (los chorras son los mejores)... Pero, desde su apacible y civilizada Suecia ¿no le dará un poco igual que 4 locos pongan precio a su cabeza a cambio de arañar un poco de notoriedad y quedar como defensor de la libertad?