viernes, septiembre 28, 2007

UN DÍA COMO OTRO CUALQUIERA


Cómics surgidos de la mezcla hispano-francesa
Exposición en el instituto francés

Seis parejas formadas por españoles y franceses (Manolo Hidalgo e Yvan Alagbé; Javier Olivares y Marko Turunen; Sonia Pulido y Paz Boïra) presentan desde hoy hasta el próximo 19 de octubre los cómics que han creado con motivo del festival Demon. Tras la exposición, estas ilustraciones serán editadas en el fanzine 'Avantcomic' que se publicará en noviembre.

------------------
Un breve que aparece hoy en la sección de Culturas (Letras) de Público. El propio Javier Olivares (GRACIAS) explica su participación en el taller EL MUNDO AL REVÉS:
------------------

Aunque la premisa del taller estaba clara (seis autores trabajando por parejas para crear, en un par de sesiones de trabajo, unas páginas en común) lo abierto del tema "El Mundo al Revés" disparaba en miles de direcciones las posibilidades de acción.

Durante un par de semanas, Marko Turunen y yo intercambiemos correos electrónicos en los que nos proponíamos ideas el uno al otro. Algunas parecían tener futuro, otras se quedaban solamente en más o menos ingeniosas exploraciones del concepto, como por
ejemplo: un hombre espera en casa a su perro, que vuelve del trabajo o una niña pequeña le cuenta a sus padres cuentos para dormir...).

A mí me interesaba más explorar la idea en términos más literales, trabajando con la composición de la página, o con la narrativa, no excluyendo la posibilidad de introducir tema "al revés" también en la historia.

Al final, y ya sentados uno frente a otro en la soleada aula del "Instituto Francés", Marko y yo decidimos que nuestra forma de atacar el encargo, incluyendo la idea propuesta, sería trabajar cada uno a partir de una imagen del otro que nos sugiriera un historia.


Yo, que ya había previsto esta elección, tenía en mente una portada que Marko había hecho para una revista: unos extraños niños y una especie de cowboy armado, parecen cazar patos en un lago [dibujo de arriba]. El concepto de color (rojo y negro) y el tratamiento del lago: una vacía superficie blanca, así como lo intrigante de la situación, eran estímulos más que suficientes para mí.



Planificación de Olivares de sus páginas, inspiradas en el dibujo de Marko Turunen

Marko, gracias al ordenador puesto a nuestra disposición, entró en mi blog y escogió(para mi sorpresa) una ilustración que yo había hecho para el periódico "El Economista": un cartero gigante entrega la correspondencia a unos obreros pequeñitos, frente a una fábrica.


Olivares in progress

Durante las dos jornadas del taller, desarrollamos la historia, y terminamos allí mismo (yo rotulé mi historieta después, con el ordenador) las páginas. En mi historieta, el concepto el "Mundo al revés" está también reflejado en los diálogos, lo que añade una curiosa sensación de ironía al texto.



Páginas de Olivares ya terminadas

Cada una de las parejas utilizó una manera diferente de trabajar: Iván y Manolo partieron de un grabado antiguo, una "naturaleza muerta", que desglosaron en dos páginas trabajadas como un "collage", con viñetas compartidas. Paz y Sonia dibujaron una misma historia, pero se intercambiaban la página una a la otra cada cierto tiempo, y completaban las viñetas.


Fotos de Almudena Díez, coordinadora del taller


Todos los participantes en el taller en el encuentro posterior con Max y Pere Joan

Creo que para todos resultó una experiencia interesante, y en mi caso, trabajar con unas condiciones prefijadas siempre me ha parecido (contrariamente a lo que puede parecer) muy estimulante. Un ejercicio que pone a prueba tus recursos y que (como la gimnasia) estimula y fortalece los músculos, a veces algo agarrotados por la rutina profesional.

Bueno, no sé si me he enrollado demasiado...

Javier

2 comentarios:

Tomás dijo...

Da gusto leer entradas como ésta, gracias a Javier por las explicaciones y los bocetos, y estaría bonito que en el "Avantcomic" se pudiese ver el proceso tanto de esta historieta como las del resto.

elfelix dijo...

Genial. Ojalá compartan la experiencia al resto de autores.