sábado, septiembre 15, 2007

"HEROES"

Porque la verdad sea dicha: Heroes comenzó bastante bien. En el inicio trataba sobre un grupo de personas que, alrededor del ancho mundo, comenzaba a notar en su cuerpo reacciones milagrosas y variopintas. Fulano podía volar un poquito, Mengana regeneraba su cuerpo después de una herida, Sutana leía el pensamiento de su esposa, y Perengano se movía unos pocos segundos a través del tiempo.

Era un comienzo prometedor. Es cierto que la presencia de una actriz que aparenta veinticinco años y actúa de animadora no favorecía mucho la trama. Es verdad que el ancho mundo para un guionista yanqui significa Japón, la India y 47 estados norteamericanos. Es verdad que las actuaciones no eran para mojar el pan. Pero la trama pintaba bien.

Los primeros tres o cuatro episodios —incluso— parecían encarar un hermoso problema filosófico: ¿cómo reacciona un hombre común cuando empieza a tener síntomas de superhéroe? ¿De qué modo queda excluido un ser especial de una sociedad mediocre y plana? ¿Qué ocurre si, a pesar de su flamante poder, sigue siendo cobarde o pusilánime, o egoísta, o ruin?


(...) Ése parecía el trato; pero no.

Promediando la primera decena de episodios, los productores descubrieron que la serie, pensada para gente de treinta en adelante, funcionaba mejor con la muchachada de quince para abajo. ¡Catástrofe! Fue así que resolvieron llevar a la trama por el rumbo de los clichés, llenándola de sin sentidos y obviedades. Comenzó a importar mucho menos la cotidianeidad del anormal poderoso, la filosofía nietzscheana, y a tener más importancia la explosión, la persecución, la dinámica de ‘salvar al mundo’ y el lugar común de los dramas menores.

—¿Usted dice que hay series según la edad del espectador?

Sí señor. Las hay para gente grande que tiene los pies sobre la tierra, y también las hay para los adolescentes y la chiquilinada. Y además esto me parece muy bien.

----------
Hernán Casciari, en Espoiler. Sigue leyendo

----------------------------------------------------------------


WE CAN BE "HEROES" JUST FOR ONE DAY:


"HEROES" , 1977

9 comentarios:

absence dijo...

http://www.efimera.org/anotaciones/un-soldado-japones-en-la-urss

Anónimo dijo...

yo que detesto profundamente la trilogía berlinesa de David Bowie, debo decir que me encanta esta canción.

Homie.

Doctor Cataplasma dijo...

"Ellos tienen millones de foros en Internet para sus series de muchachitos que no saben actuar pero son guapos y tienen hoyuelos en el mentón, y nosotros tenemos muy poquitos foros para nuestras grandes series filosóficas y profundas." ¡Jajaja!¡Este tío es un cachondo!

caron dijo...

Bueno, lo de las series filosóficas y profundas, pase... pero tras haberme tragado toda la temporada de Héroes, creo que el "análisis" general que hace de la serie está clavado.

pepo dijo...

filosóficas y profundas como Seis pies bajo tierra?? ;-)

Perogrullo dijo...

Pues yo, hasta ahora, creía que había series para quinceañeros buenas y malas y series filosóficas y profundas buenas y malas también... Bueno, en realidad abundan más las malas que las buenas en ambos casos.

Mt dijo...

"Promediando la primera decena de episodios, los productores descubrieron que la serie, pensada para gente de treinta en adelante, funcionaba mejor con la muchachada de quince para abajo. ¡Catástrofe! Fue así que resolvieron llevar a la trama por el rumbo de los clichés, llenándola de sin sentidos y obviedades. Comenzó a importar mucho menos la cotidianeidad del anormal poderoso, la filosofía nietzscheana, y a tener más importancia la explosión, la persecución, la dinámica de ‘salvar al mundo’ y el lugar común de los dramas menores."


Primero: la serie funcionó siempre entre treintañeros. Un quinceañero es incapaz de aguantar tanto primer plano sin acción y tanta referencia a Star Trek.

Segundo: este tipo se cree muy listo. Los treintañeros somos el futuro. Tenemos la inteligencia. Seguimos Star Trek.

Tercero: sí, sí. Los primeros episodios estabán llenos de profundidad filosofíca. Puro Schopenhauer.


Este tipo de comentarios son los que provocan que nos llamen frikis y no los de quien, sencillamente, profesa sua dmiración por el género. Por su pretenciosidad. Por su desmesura. Por su patético elitismo desprovisto de auténticas referencias culturales.

pepo dijo...

suscribo tu último párrafo. Me gusta el género de los superhéroes con todas sus consecuencias. Por cierto, lo de enlazar el post ha sido sólo por dar excusa para que comentáseis lo que os diera la gana. No he visto un solo episodio de HÉROES. Hace tiempo que no tengo tele.

fer dijo...

el post me viene al pelo para decir que aquí he encontrado un fan comic http://www.davidnavarrot.com/
que propone un final alternativo (estilo Akira/otomo) de la serie