martes, septiembre 04, 2007

DE TOLKIEN A BERLANGA

No es el verano buena época para los tebeos. Pero los editores saben cómo tentarnos y muchas han sido las obras interesantes que han aparecido estos meses. Como entre Euríbores y vueltas al cole no está la cartera para florituras, mejor intentemos hacer una pequeña selección de lo publicado.

- Salgariana. Santiago Valenzuela tiene en su haber la autoría de una de las sagas más ambiciosas que el tebeo español ha dado en años, Las aventuras del Capitán Torrezno (Ediciones de Ponent). Seis volúmenes que componen una especie de versión berlanguiana de El Señor de los anillos. Podría intuirse que, tras la hercúlea tarea, Valenzuela bajaría el acelerador, pero El gabinete del Doctor Salgari (Astiberri) demuestra que se encuentra en un inmenso momento de gracia. El álbum recopila diferentes historias publicadas en la revista HUMO, con la adición de la inédita La somnolencia del héroe, una fascinante recreación del diálogo entre los héroes griegos Ayax y Ulises donde el autor se permite bordar, en apenas 20 páginas, una deconstrucción en toda regla, por orden, de la cultura, los mitos heroicos, la sociedad de consumo, la crítica y la galopante pérdida de interés de la sociedad por la cultura. Es posible que sus historietas de textos infinitos puedan asustar al lector poco acostumbrado, pero animo a cualquiera a aceptar el reto de Valenzuela, capaz de elevar la bandera del existencialismo más radical a la vez que defiende una suerte de surrealismo castizo desde la barra de un bar. Prodigioso.

- Möbius. En esto de los tebeos, verano es sinónimo de A Coruña. Viene la identificación por el veterano festival Viñetas desde O Atlántico. Buena excusa para recomendar tebeos con esa denominación de origen, lo que no es difícil, sobre todo contando con colectivos autorales tan inquietos como BDBanda y Polaqia (no lo duden, regálense las revistas BDBanda, Barsowia y los álbumes que editan). Pero, puestos a destacar, hay que agradecer que Norma Editorial reedite Trazo de tiza, una de las obras más fascinantes del autor gallego más universal, Miguelanxo Prado. Un faro en una isla que no aparece en los mapas, una pequeña taberna, extraños personajes que se cruzan en un punto donde tiempo y espacio pierden su sentido. Una obra embriagadora que lleva al lector a experiencias nunca sentidas, obligando a lecturas y relecturas que nos proporcionarán cada vez nuevos matices y reflejos, como en una sin fin cinta de Möbius.

- Nuevos valores. MOME y Sexy Chix son dos antologías aparentemente dispares, la primera recopilando obras de rabiosa experimentación formal y temática de la escena independiente americana; la segunda, buscando la perspectiva diferenciada de varias autoras. Pero coinciden en lo esencial: un alto nivel de calidad y la excelente plataforma de presentación de jóvenes autores llamados a protagonizar las próximas obras maestras de la historieta. Editan, con mimo, La Cúpula y Glénat.
-------
Álvaro Pons, en El País