domingo, febrero 24, 2008

EL BARCO DE LA GLORIA


A Mike Royer, antes de saber nada sobre autores, ya le encantaba Boy’s Ranch. En los años ‘60 descubrió que aquella serie estaba dibujada por el mismo tipo que hacía los cómics Marvel, Jack Kirby. A continuación relato su primer contacto con Kirby: “Nunca olvidaré la llamada telefónica una noche en que la voz al otro lado decía: “¿Mike Royer? Soy Jack Kirby. Alex Toth me ha dicho que eres un entintador bastante bueno.” Esto ocurría en la época en que Kirby se había mudado de New York a California y comenzaba a trabajar para DC, tratando de demostrar que en la costa oeste se podía producir el material a la misma velociadad que en la costa este. Según Royer: “Me resultaba sorprendente que Jack lo pudiera hacer todo (esto es, tantos guiónes y dibujos); el hecho de que fuera tan bueno como era. Mi trabajo era no arruinarlo y no desvirtuarlo. Y tenía que hacerlo tan rápido como Jack iba produciento -el rotulado también. Y era todo o nada. (…) Tenía que sacar un libro completo en una semana. Yo tenía que entintar y rotular tres páginas al día para mantener su ritmo.”

La historia favorita de Royer también es The Glory Boat.

(...) Mike Royer habló sobre lo difícil que fue convencer a la gente de DC de que su entintado era adecuado para Kirby, y al mismo tiempo recordó la preocupación de Kirby de que, tras encargar su entintado a Roger, Vince Colletta estuviera recibiendo suficiente trabajo para poder vivir. Evanier añadió: “Jack llamaba con frecuencia a E. Nelson Bridwell de DC y le preguntaba: “¿Está bien Vinnie? ¿Tiene suficiente trabajo?” Él era hijo de la Depresión, y no quería quitarle trabajo a nadie. Roz [la esposa de Kirby] solía recibir cartas preguntando “¿Quién es este Royer? ¡Queremos a Colletta!” Había mucho resentimiento en DC hacia Mike; hicieron falta unos seis meses antes de que se dieran cuenta de que el trabajo llegaba a tiempo, rotulaba y entintaba prefesionalmente, y se los ganara.”

----
Más anécdotas de una mesa redonda sobre la figura de Jack Kirby celebrada en la Wonder Con de San Francisco, traducidas e ilustradas, aquí.