viernes, octubre 24, 2008

NO ES UNA HISTORIA ÉPICA DE ACCIÓN

El trailer, con sus impresionantes imágenes y oscura banda Sonora (un perfecto remix de The End is the Beginning is the End) dejó a las audiencias sin respiración, preguntándose, casi al unísono, una pregunta:

¿Qué demonios era eso?

Ahí radica el problema para el departamento de marketing de Warner. Con lo genial que el trailer era, se basaba solamente en dos premisas: una, el film es de “el visionario director de 300”, Zack Snyder, y dos, sea lo que sea Watchmen, es una historia épica de acción en la línea de 300 y El Caballero Oscuro (la asociación fue implantada en la mente del espectador casual debido a la inclusión del trailer antes de dicha película).


Respecto al primer punto, no me queda duda de que Snyder es visionario. Ha tomado una propiedad que muchos, incluido el gran Terry Gilliam, consideró infilmable. Las imágenes son impresionantes y la fidelidad al material original es casi increíble. Varios blogs han colgado comparaciones entre el trailer y las viñetas de la novela gráfica, plano a plano. El cuidado con que Snyder se ha aproximado a cada parte del film ha calmado cada duda, silenciando al más cínico crítico. El trailer es una reivindicación de la creencia de Snyder en su habilidad para traer el film a pantalla, en su laboriosa, casi obsesiva aproximación a todo, desde el casting al diseño de escenarios, del vestuario al guión y montaje. Merece el adjetivo “visionario” y todo lo que ello implica.

Esto, de todos modos, me lleva al segundo punto. Watchmen no es una historia épica de acción en la línea de 300 o El Caballero Oscuro. Watchmen es, en su mayor parte, una novela gráfica en la que los personajes hacen poco más que estar en habitaciones hablando unos con otros. No es un ataque a Alan Moore, escritor de Watchmen, todo lo contrario, pero el hecho es que el trailer puede llevarte a creer que los personajes están demasiado ocupados pateando culos para conversar. Es genial, vale, pero poco hace por representar el contenido de la novela gráfica o el contexto de las imágenes del trailer.



-----

Dan Goodswen, en un artículo para el blog de Empire. El texto íntegro ha sido traducido al castellano en el blog PelículaWatchmen, más aquí

12 comentarios:

Markitos dijo...

El trailer tiene la función de atraer al cine a aquellos que desconocen la novela, y qué mejor manera que las escenas de acción del director de 300 (y del remake de El amanecer de los muertos, que nadie nunca se acuerda, siendo muy superior a la película original).

Es evidente que a los lectores de cómics no está dirigido el trailer, van a ir al cine con o sin él.

Además, es una manera de tantear al público, para siguientes movimientos.

Es puro marketing. Nada más.

Anónimo dijo...

Yo creo que la película sí va a tener mucha acción. Y ahí van a ir la mayoría de las críticas negativas.

La cuestión es: se puede hacer una película de este tipo en la que prime la reflexión sobre la acción. Me temo que el espectador medio no está preparado y Hollywood tampoco.


vm

javi dijo...

De momento no he visto escenas de acción en los trailers que no salieran en el comic...

Es evidente que en un trailer debe predominar el impacto, y para eso unos planos de diálogo no lucen tanto como los de acción.

pepo dijo...

La cuestión aquí, y creo que hacia eso apunta el artículo que he enlazado, es que el tono de las imágenes que vemos en el trailer no es el mismo tono del tebeo, y no tiene que ver con que sean escenas de acción, que sí están en el tebeo, sino el modo de rodarlas. El parecido que tanto se ha comentado entre la peli y el tebeo es en realidad un parecido superficial, parece "clavado" al tebeo pero en realidad no es así porque (y hablo sólo por las imágenes del trailer, no hay otra cosa que poder comentar ) todas las secuencias tienden a idealizar a los personajes y a crear imágenes "de impacto", como tú dices. Hay mucho contrapicado (véase los de Rorschach en las azoteas, pero hay muchos otros) que no estaban en el tebeo, los personajes se mueven de modo súper cool (véase el saltito de Rorschach cuando se encarama a la ventana del Comediante, o incluso el salto espectacular desde el piso de Moloch), etc. No sé si me estoy explicando.

Entonces, el tono de todas esas imágenes es épico, es espectacular, y eso no tiene nada que ver con el tono del tebeo, que era seco, "neutro" y nada épico, siempre mostrando a los personajes desde un punto de vista no idealizado, vulgar, "a ras de la calle", a veces incluso sórdido.

En realidad para que la película fuese fiel de verdad al tebeo tendría que haber sido rodada en plan Hollywood años setenta: Tarde de perros, French Connection, Todos los hombres del presidente, ese rollo, incluso algunas pelis de ciencia-ficción de entonces, que compartían un cierto "tono" común, muy seco, abrupto, "neutro" y sucio. Pero Zack Snyder parece haber hecho otra cosa muy diferente en Watchmen a juzgar por el trailer, y a eso creo que apunta el articulista cuando establece la relación con las películas 300 y The Dark Knight, que sí son descaradamente épicas y espectaculares.

Comento todo esto NO para criticar la película, porque aún no se ha estrenado y por tanto no he visto. De hecho, mi sensación con el nuevo trailer extendido es la de que va a ser un taquillazo mundial, aunque a lo mejor me equivoco. Todo esto es sólo hablar por hablar, en este caso de las diferencias sustanciales que veo respecto al tebeo. Además, no nos olvidemos de que esto es una adaptación, que para la obra original ya está el tebeo, y que está claro que Snyder está aportando su propia visión (hollywoodiense actual).

Cuando veamos la película podremos juzgar , entonces sí, si su tratamiento épico e idealizado (y lo que vemos en el trailer definitivamente lo es) funciona realmente respecto al tebeo, o por el contrario convierte la historia de Watchmen en algo completamente distinto.

alberto dijo...

A mi el trailer me mola, y digo me mola porque es la palabra que mejor describe la sensación que me produce, más allá de gustarme o disgustarme y "molar" sin más puede ser peligroso. Recuerdo que la primera vez que vi el trailer de "la liga..." mi sensación fue muy parecida (soy fácilmente impresionable), claro que no me había leído el tebeo, afortunadamente lo hice antes de ver la peli, por Dios que horror, es mala más allá de la falta de fidelidad al tebeo original.
En fin veremos lo que pasa, aquí creo que la fidelidad o al menos la intención de mantenerla en la medida de lo posible está más o menos garantizada pero eso no augura ni mucho menos una buena película

javi dijo...

se te ha entendido perfectamente, pepo, y es cierto que ponderan las poses "guay" (ese puñetazo del comediante que arranca un trozo de pared)

habra que ver cómo funciona, y si de verdad apartan mucho esos matices la adaptacion de la obra original.

Anónimo dijo...

En cierta medida, la tendencia a la espectacularidad no pienso que sea criticable a priori. El caso será ver si perjudica al sentido de la historia original o sólo han seleccionado esas escenas para "atraer" a un público mayoritario, más afín a el rollete de Hollywood. Me inclino más hacia la posibilidad que sea una "adaptación" aunque hayan rodado clavando planos del cómic. Condensar la multiplicidad de lecturas de la novela en un metraje habitual y, además, con pretensiones de taquillazo lo veo complicado. Por otro lado, estaría de puta madre...
Alfred Holanda (no se por qué hostias no me deja meter el comentario con la opción nombre/URL)

santiarcas dijo...

Parece que hay un movimiento mayoritario (no unánime, pero casi) de echar pestes del tono épico-macarra de la adaptación de Spirit pero restar importancia al tono "molón de la muerte" de estos Watchmen.
Y yo que lo veo justo al revés...

Alvy Singer dijo...

Yo estoy harto de los fanboys de Watchmen que no se han enterado de NA-DA. No he visto la película, pero vivimos en una era en la que CALCAR un tebeo está bien y así no se reproduce un discurso, algo que es imposible porque cambia el medio, cambia el lenguaje y naturalmente el discurso.

Y eso es todo porque hasta que no llegue la película no sabremos nada.

Anónimo dijo...

El Quijote es un libro perfectamente adaptado al cine. EL trailer de casi todas sus adapataciones incluía las frases "En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarmr...", "Amigo Sancho, con la iglesia hemos topado" y "Yo soy el Caballero de la Triste Figura". Fidelidad al cien por cien a cuatro frases de un libro que sólo tiene sentido en su elaboración completa.


Copiar cuatro, veinte o setecientas viñetas de Watchmen no es ser fiel a Watchmen. Copiar viñetas no significa ser fiel a nada. 300 copiaba casi todas las viñetas del comic de Miller, y sin embargo era mucho más xenofoba (y misógina) que el comic. Incluso Sin City era más cómica que el cómic. Y tenía un tempo distinto.

Y,curiosamente, lo que en el contexto del comic 300 transmitía una imagen de realidad (porque el dibujo del comic se convierte en el marco de referencia de su propia naturalidad), en la película era puro artificio (porque no podía desprenderse de la oposición "imagen real/imagen virtual").


Y si no se me ha entendido, releed "Pierre Menard, autor de El Quijote" , donde se explica perfectamente como una copia literal puedeser algo totalmente distinto al original.


Lo más curioso es que los más acérrimos defensores de la "fidelidad Sin City" son los mismos que, en circunstancias completamente distintas, tienen el gatillo fácil para recurrir al manido´y malinterpretado cliché del "es que esto no es el libro, sino una A-DAP-TA-CIÓN, a ver si os enteráis".

EN fin.

Markitos dijo...

Leyendo los comentarios acabo de caer en una cosa.

Recordar el primer trailer de X-Men, dónde prima la acción, para luego disfrutar de una película coral, con personajes hablando la mayoría del metraje.

Acción había, pero la necesaria para que avanzara la trama.

Se puede extrapolar ambas películas en este aspecto. No sé pensarás Pepo

pepo dijo...

Bueno, las de X-Men eran adaptaciones no de tebeos concretos, sino del "universo" de la patrulla X en general. Vamos, que no se cogía una saga concreta de los cómics, una historia determinada, sino que se construía un argumento expresamente para la película, tomando elementos de aquí y allá de los tebeos, sí, pero contando una historia "nueva" en las películas.
Watchmen es precisamente lo contrario. Coger una historia concreta, no un "universo" general, y adaptarla para poder contarla en un largometarje de dos horas y media.