viernes, octubre 31, 2008

NADIE PUEDE HACERLO POR TI

Aunque amo a mis padres, llegó un momento en que no hacía las cosas como ellos querían. Me pregunto si algunas veces los jóvenes lo hacen. Sabemos que somos personas únicas y que somos quienes somos. Puedes escuchar una clase de dos horas y no enterarte de nada. Simplemente haces las cosas como quieres hacerlas. Cada uno tiene que hacer sus propias invenciones. Es una de las razones por las que creo en las personas, porque creo que cada una es especial -no hay que someterse a las ideas de nadie, sino casar las propias con las de ellos-. Debemos observar los fallos y los aciertos de los demás y aprender de ellos.

Entonces aprendiste mucho imitando, ¿no?

Sí, aprendí mucho así, y creo que todos lo hacemos. Siento decirlo de una forma tan sincera y aplastante, pero en cierto modo somos como los monos.

Una idea muy interesante.

Observamos lo que hacen los demás, y todos queremos ser el líder de la manada. Para mí ese es nuestro principal impulso. Si dirigimos un taller, queremos que sea el mejor. Si dibujamos, tenemos que hacerlo mejor que el otro. Las palabras no tienen efecto sobre nosotros, solamente sobre la gente que están en un estado como de ensoñación o de temor.

Entonces, ¿qué cosas tienen efecto? ¿Qué es lo que nos impulsa realmente?

El comportamiento. Hacer cosas o intentar hacerlas. Tomar decisiones. Para mí, los dibujantes de cómic son personas que tienen que tomar decisiones, porque tienen el esquema de guión en las manos y no van a desviarse de él.

En eso tienes razón. Toma decisiones mientras hace los bocetos.

Mientras está abocetando, si no le gusta el resultado, cambia de decisión y se convierte en un profesional por sí mismo. Nadie puede tomar decisiones por ti: tienes que hacer tú solo. Partimos de un modelo que existe dentro de nosotros. A veces la gente habla de dedicación, pero no creo en ella. Yo creo en el impulso, un impulso completamente animal que te hace lograr lo que te propones, y no creo que sea algo malo.

Ya veo. Lo ves como una forma de realización personal. Entonces (...), tu impulso era ser el jefe de la manada, y más en concreto, no tenías que salvar el mundo y no tenías ni has tenido que transmitir ningún mensaje. Por lo menos hasta ahora.

Hoy en día estoy en el mundo del espectáculo. Soy un actor e intento ser el mejor, dentro de mis posibilidades.

Entonces tú eres así. No necesitas un vehículo para decirle algo al mundo o a mí.

No tengo nada que decirle al mundo porque todo lo que pueda decirle es inútil. Si tuviera un mensaje, sería: "Haced lo que queráis, no hagáis daño a nadie por el camino y sed lo más positivos que podáis".

(...) Como artista, estoy preocupado por el mercado y por las ventas. Pero por lo primero que estoy preocupado es por mi familia. No soy alguien que viva abstraído en sí mismo. (...) Captain Victory es mi respuesta a Steven Spielberg, que es un tipo muy majo que piensa que a él le van a pasar siempre cosas buenas. Yo soy más realista.

¿De qué va Captain Victory?

Es una historia sobre la vida. Captain Victory sabe que para ganar tienes que sacrificarte. Si ganas, sigues adelante, y si sigues adelante, todo lo que hay es sufrimiento.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Supongo que la entrevista es a Kirby, no? Porque no lo pone por ningún sitio.

Jesús.

pepo dijo...

Eisner pregunta (en negrita), y quien responde es Kirby, sí. Fue en 1982, la entrevista está incluida en el libro SHOP TALK.