miércoles, agosto 06, 2008

UN RELOJ SUIZO, UNA TARTA DE BODA


Watchmen fue algo ingenioso... Yo estaba pasando por uno de mis periodos ingeniosos... Probablemente de inseguridad emocional, pensaba: "La gente se reirá de mí porque estoy haciendo cómics de superhéroes. Me encantaría hacerlos realmente inteligentes, entonces nadie se reirá". (risas).

Así que teníamos todo este tipo de cosas con la metáfora de la imagen del reloj, y sí es una especie de construcción como de reloj -una construcción de reloj suizo- donde puedes ver todo su mecanismo. Diferentes ámbitos en los que el texto se reflejaba a sí mismo, diferentes niveles... Yo los estaba mostrando.

Pero necesitabas todos esos elementos. No todos tienen que estar unidos tan meticulosamente... De hecho, más o menos después de Watchmen decidí que no tenía sentido hacer nada por el estilo nunca más, porque habiéndolo hecho una vez, habría sido una tontería llevarlo más lejos y hacer algo más complejo, cuando ya era como hacer una elaborada tarta de boda de un comic book... No quieres más glaseado en la parte de arriba.

(...) Así que sí, llega ese momento en que los personajes empiezan a hablarte. Empiezan a decirte qué quieren hacer, sabes que dirían y qué no dirían. Quiero decir que cuando empecé a escribir Watchmen, no tenía ni idea de que Rorschach [atención, SPOILER para el que no haya leído Watchmen] que iba a morir al final, fue sobre el tercer episodio cuando empecé a saber cómo era el personaje y pensé: "Tiene un deseo de muerte"… Es tan autodestructivo, él claramente… Lo desea. No hay forma de que él viva a través de eso, no sería capaz de vivir con ningún tipo de compromiso moral, así que tendrá que morir. Pero fue el personaje mismo quien me lo dijo, después de dos o tres episodios. Yo no tenía ni idea cuando empecé.

----

Alan Moore, entrevistado por Daniel Whiston en 2002.

23 comentarios:

Josep de Haro dijo...

Hola.
Si, si, entiendo perfectamente el proceso creativo que describe Alan Moore, en cuanto al trabajo con los personajes. Pero lo que encuentro fascinante es el hecho de que una metáfora como la del reloj suizo le hiciera afrontar la historia casi como una obra de ingeniería.

Es algo que uno jamas hubiera pensado en aquellos tiempos con referencia al cómic (algo se había hecho ya en literatura, incluso las primeras novelas con narración simultánea), teniendo en cuenta ademas que se aplicaba al cómic de supoerheroes, que en aquella época y en la mayoría de los casos era la antítesis de la complejidad narrativa, habida cuenta de que iba sobre todo dirigido a adolescentes y a niños.

Quizá encuentro un poco mas ambiguo su comentario de no seguir por ese camino en sus próximas obras, lo digo por que en otras declaraciones siempre dejó patente su desilusión con los creadores que habían seguido su estela y de los que esperaba que subieran un peldaño mas a partir de Watchmen, y en lugar de eso se encontró con gente que imitaba el tono, pero no ta forma y el fondo.

De todas formas, y sin acudir a tales complejidades, Alan ya nos había servido maravillosas historias anteriormente en "la cosa del pantano" por ejemplo. Algo que no deja de hacerme pensar en lo seriamente que ha contemplado este hombre su profesión y de lo mucho que da de si en cada proyecto que afronta.

Josep.

el tio berni dijo...

Vaya por delante que a mí Alan Moore me gusta mucho. No todo lo que hace, pero sí su obra en conjunto. Aún así me ha hecho mucha gracia una frase de Chuck Dixon que, aunque es tendenciosa, tiene mucho de verdad sobre Watchmen en particular y sobre Moore en general:

"[Watchmen] Es un brillante tour-de-force de la narrativa del cómic y ofrece un gran ejemplo del mayor talento de Moore; la habilidad para hacer que sus lectores se feliciten a sí mismos por ser más inteligentes de lo que son".

Sobre si abandonó o no el camino de Watchmen tras ésta, no estoy tan seguro, en Lost Girls hay mucho de ese artificio metanarrativo, aunque sí que va desapareciendo del resto de su obra.

Anónimo dijo...

Donde esté "Violator vs. Badrock" que se quiten watchmens, uvesdevendettas y lostgirls. ;-)

Jeune Albert dijo...

Mi opinión sobre Moore es que es infinitamante mejor cuando hace trabajos dentro de los géneros, aunque sea para desmontar sus convenciones y demostrar que es un genio, que cuando va por libre y se centra en su "mundo personal y sus intereses y obsesiones".

Anónimo dijo...

Pero todo dios te dirá que su Obra Maestra es From Hell. ¿Alguien lo entiende?

Tuve la misma sensación cunado Rockdelux marcó como mejor disco español del año "La leyenda del espacio", remarcando todo lo que tenía el disco de novedoso respecto a la obra anterior de Los Planetas -su incursión en el flamenco y las conseucencias sonoras de todo ello- y luego en las mejores canciones del año destacaban "Reunión en la cumbre".

Señor Punch dijo...

qué gran canción, por cierto, y qué gran disco :)
Y yo soy de from hell, la verdad. Sin duda.
Por otro lado estoy 100% con lo que dice Berny. Para mí Moore es un magnífico guionista con ideas deslubrantes que, parece, brillan tanto que ocultan sus carencias (cuando las tiene). Quiero decir que en una misma obra podemos ver:
a)una histoira inteligente hasta niveles que me superan, como muy pocos autores de cómic me dan
b)soluciones narrativas que me asombran no sólo por su inventiva, también, a veces, por su idoneidad
c) gambas garrafales que en autores sin sus virtudes llamarían la atención muchísimo, y serían puestas a parir (pero parece que el barbas alucina tanto al lector con sus buenos momentos, esos al alcance de puy pocos, que no queremos admitir sus debilidades). Yo cada vez que digo que sí, que Watchmen es la pera limonera, pero su estructura general como relato es francamente débil, siento que me quieren comer alrededor... así que no lo digo y este mensaje se autodestruirá en diez segudnos.

Anónimo dijo...

¿Y en From Hell no? La historia menos innovadora del barbudo, basada en historias mil veces ya vistas, con ideas narrativas que ya había utilizado (lo mejor, el epílogo), con una explicación del mal llena de religiosidad new age, pero que

A) No es de superhéroes.
B) Tiene escatología y mutilaciones.
c) Determinados elementos remiten a referentes culturales ajenos al comic y muy de moda entre alternativos (uauuuu, sale EL HOMBRE ELEFANTE).


A mí me gusta From Hell, pero ¿lo mejor de Moore? Lo dicho: el género de superhéroes es un género menor. Su autor más complejo sólo alcanza la excelencia cuando lo abandona.

Señor Punch dijo...

Anónimo:
"el género de superhéroes es un género menor."
¿Quién ha dicho eso?

"Su autor más complejo sólo alcanza la excelencia cuando lo abandona."
¿Quién ha dicho eso?

Anónimo dijo...

conozco a alguien con una fijación con watchmen que raya lo obsesivo, a veces me parece que le ha dado más vueltas de las que moore podría dar :) yo sólo la he leído unas 3 o 4 veces. es de los clásicos que se dejan descansar y te lo relees cada cinco años o así. lo bueno es que en las obras de este calibre probablemente el lector acaba por ver incluso más cosas de las que los creadores pusieron intencionadamente, lo cual está genial (y en este caso sobra decir que moore demostró que se pueden poner muchas). el caso es que leyendo aquí la cita relativa a lo que "roscharch le dijo a moore" (está bien eso de oir voces en tu cabeza, si escribes) me hace gracia recordar lo de este conocido, porque un día me explicó una de sus teorías relativas a watchmen, que es el fenómeno análogo roscharch-moore pero entre personajes y lector a posteriori, en vez de con el guionista a priori. creo recordar que un guionista me dijo hace años que a esto se le llama el tercer eje, en el sentido de que el cómic es bidimensional y esa relación se salta la frontera de la viñeta para "interactuar" con la vida real: XY > XYZ. todo ello implícitamente (mola), no en el sentido de lo que p.ej. hacía byrne en hulka. es sólo una de tantas cosas que watchmen guarda dentro. a propósito, from hell también está muy bien... y su epílogo no te digo ya :)
-k.b.

Anónimo dijo...

"Yo cada vez que digo que sí, que Watchmen es la pera limonera, pero su estructura general como relato es francamente débil, siento que me quieren comer alrededor..."

Si además de tener capítulos simétricos, paralelismos entre las imágenes y los textos, paralelismos entre el tebeo de piratas y la realidad, personajes creíbles que evolucionan, ese decorado tan complejo y tan útil para la historia (los Gunga Dinner, Nostalgia, Four More Year...), etc. , si además de todo eso la estructura general del tebeo fuese perfecta entonces Moore ya no sería humano.

Señor Punch dijo...

¿ves anónimo? yo no discuto todos esos logros, que además son alucinantes (bueno, lo de los Piratas casi que paso palabra, es un tostón, con todos los paralelismos que se le encuentren), pero también le veo sus fallos. Pero que no pasa nada, es un tebeazo.

Alfred dijo...

Dejando a un lado el eterno debate sobre Moore y sus excelencias (pero menos, para algunos)... ¿no son muy Moebius las dos viñetas que ilustran el post, o es cosa mía?

Un saludo.

Celestino dijo...

Si es verdad que hay esas dos clases de fans de Moore, los que flipan con lo bueno y los que flipan con sus "gambas"....

De hecho, el principal argumento de los detractores de Moore es ese, que deslumbra con sus soluciones para tapar las cosas que hace mal...(jajaj).

Yo llevo dos años estudiando el From Hell (por desagracia sólo así se puede leer bien)....es una gran historia de entrada y si es verdad que "todos sus buenos fans" la consideran la mejor, pero cada vez que la defiendo en público, siempre aparece alguien que me enseña una gamba ( es su obra con más fallos), te lo dirá un médico de verdad, un psicólogo de verdad (social o educativo, nunca clínico), un criminólogo de verdad o (por ejemplo) UN HISTORIADOR DE VERDAD) cuando les expliques y les preguntes sobre cualquier tema que aparece en esa obra .........

La crítica de Dixon es tendenciosa....y un crítico JAMÁS puede ser tendencioso porque pierde la credibilidad de su público....la crítica de Dixon no es una crítica, es un juicio realizado desde sus complejos...reírse de lo que no existía antes de que Moore lo "inventara" y (lo peor de todo)reírse de sus lectores.... aún así....¿alguien me puede negar el efecto y la visceralidad (por no mencionar el nivel necesario) para leer esa obra???? alguno de los detractores ha tratado de escribir algo??.....es esa la clase de crítica que el cómic necesita....LA QUE LLAMA IGNORANTE AL PÚBLICO???.....

Anónimo dijo...

Muy acertado Alfred. La de las nubes a lo Moebius. Y luego Gibbons utiliza un rayado muy Moebius.

Una cosa está clara: Gibbons es un gigante en esta obra. Está bien que se diga muchas veces. Un poco como recompensa por lo mucho que se le tuvo de segundón durante mucho tiempo. Pienso también que el señor Higgins, al mando de los colores, hizo un trabajo notable.

Pepo: ¿Para cuando una especie de entrada sobre DK2 y DK? Me gustaría mucho saber que te maravilla de DK2, que a mí me parece un verdadero caos.

pepo dijo...

¿otra entrada más sobre DK2? ja, ja, si ya las hubo, busca en la etiqueta sobre Miller, aquí en la columna de la derecha. Claro que DK2 es un caos, es lo que pretende. Un caos maravilloso.

pepo dijo...

Por ejemplo, aquí

el tio berni dijo...

Que Moore sea muy bueno no quita que el picajoso de Dixon no lleve algo de razón...

A ver, Watchmen, el mismo Moore lo dice, está hecho para que sea muy ingenioso, inteligente. Pero es que además está hecho para que lo parezca, para que esa inteligencia en la construcción sea evidente al lector. No sé vosotros, pero yo, cuando lo leí y fui descubriendo el capítulo simétrico, los paralelismos, las ubicaciones, los patrones repetidos... me sentí muy listo, desde luego más de lo que soy. Hay otros guionistas, pongamos por ejemplo Charlier, que no necesitan que salte a la vista lo bien hecha que está la historia. Flipas con ella, te lo pasas bomba, y después te quedas pensándo dónde cojones estaba el truco, cómo ha conseguido atraparte así. Moore como mago debe de ser horrible, porque desvela todos sus trucos. Y ojo, que a mí me encanta Watchmen, me parece buenísimo, pero lo uno no quita lo otro.

También me gusta mucho From Hell, pero lo de los epílogos es de juzgado de guardia, es poner otra vez sobre la mesa su inteligencia al hilvanar tantísima información para de paso darte las claves para que tú seas tan "inteligente" como él. Me ha hecho gracia que releyendo "Las mil caras de Jack el Destripador" de Antonio Segura y José Ortiz, ya aparecen las prostitutas durmiendo sentadas en una pensión, ya se folla de pie contra la pared (algo que "gracias" a Moore sabemos que se llama Threepenny upright o algo así), y resulta de las prostitutas de Segura/Ortiz cobran 4 peniques por polvo en la taberna, lo que concuerda bastante bien con los 3 peniques que nos cuenta Moore en los epílogos que cuesta el polvo contra la pared. No me ha dado tiempo a buscar en From Hell si dormir sentada cuesta 4 peniques, como en "Las mil caras...", pero no me extrañaría. ¿A qué viene todo esto? Segura y Ortiz introducen la información en el relato de forma natural, sirven para dar verosimilitud al relato pero sin cargar las tintas sobre lo accesorio. Con Moore para al revés, necesita explicarnos en detalle lo accesorio para lograr esa verosimilitud, con lo que al final la idea central se desdibuja. Es lo que se dice siempre de él, que sus andamios no te dejan ver el edificio.

Por eso creo que aunque Watchmen me haya proporcionado más momentos de disfrute y me impactara más en su primera lectura, la obra más redonda es V de Vendetta, donde los andamios no son tan visibles.

MarvinMarciano dijo...

Bien dicho, Jeun Albert.

Moore entró en el parnaso histórico del cómic por Watchmen. Al igual que Millero lo hizo por Batman: el regreso del señor de la noche. Ambas dieron un vuelco al género de superhéroes. Algo que evidentemente no nació de la noche a la mañana: ahí están los guiones de Roy Thomas y el trabajo de Byrne y Claremon en X-Men. No obstante, Moore y Miller dieron el paso definitivo.

MarvinMarciano dijo...

No, no lo es, Tio Berni. V de Vendetta es más de lo mismo. Repite la fórmula de Watchmen.

pepo dijo...

Pero si V de Vendetta es anterior a Watchmen. Se terminó después, pero se empezó antes, y el grueso de la obra también se hizo antes de Watchmen. De todos modos, no creo que sea más de lo mismo, V de Vendetta y Watchmen son obras bastantes antagónicas en su planteamiento. V de Vendetta es épica y mítica, Watchmen no lo es. Y los temas principales tampoco son los mismos en una y otra.

"Algo que evidentemente no nació de la noche a la mañana: ahí están los guiones de Roy Thomas y el trabajo de Byrne y Claremon en X-Men. No obstante, Moore y Miller dieron el paso definitivo."

Sí, tienes razón, y también Gerry Conway en Spiderman, y los intentos ingenuos de O´Neil y Adams en el GREEN LANTERN de los setenta, y el SWORD OF THE ATOM de Jan Strnad y Gil Kane, que es de 1983 y tiene ya un tonillo crepuscular y desmitificador en algunos aspectos... Pero antes de todos ellos estaba Ditko con diálogos de Lee. En AMAZING SPIDER-MAN, entre 1962-1966. Lo revolucionario del primer Spiderman en su momento es precisamente lo que luego se lleva a un terreno más adulto con Watchmen y DK. Spiderman pone al héroe en contacto directo con los miedos y preocupaciones de la sociedad del momento, y además es un héroe cuestionado desde fuera (por la sociedad quiero decir) y también por él mismo. Es el superhéroe autoconsciente, que sabe los problemas que implica ser un héroe en el mundo moderno. El Spiderman de la etapa Ditko es el germen genuino de los "superhéroes inteligentes" de Watchmen y Dark Knight: el superhéroe obsesivo o neurótico, a menudo al borde de la locura, con problemas de integración social o directamente perseguido por una sociedad que no le comprende, enfrentado al mundo al asumir su deber como héroe, etc. Una de las principales lecturas de la infancia de Miller fue el Spiderman de Ditko. Y Moore se basó directamente en Question y Mr. A de Ditko para idear a Rorschach, que es el personaje que da principalmente el tono neurótico y decadente a todo el tratamiento de los SH en Watchmen; no es casualidad que Watchmen empiece desde el punto de vista de Rorschach y con anotaciones de su diario. Moore también ha declarado que aunque no comulga con el ideario de Ditko, reconoce que fue uno de los primeros autores en la historia de los comic books en usarlos como plataformas para abordar expresamente una agenda política, que es precisamente lo que a Moore le interesa particularmente en V de Vendetta y Watchmen. En realidad todos los héroes de Watchmen eran trasuntos de personajes de la editorial Charlton, y tampoco es casualidad que tres de ellos fueron creados o al menos pasaron por las manos de Ditko: Question, Blue Beetle y Captain Atom.

MarvinMarciano dijo...

Buen apunte el de O'Neil y Adams. Indispensables.

¿El Spiderman de Dikto y Lee es el referente? Pusieron al superhéroe con los pies en el suelo. Pero aún está tan impregnado de ingenuidad y buenrollismo, poco que ver con la crudeza de los otros autores citados.

pepo dijo...

Claro, aún no era "la cosa", pero sí creo que fue el primer antecedente.

Celestino dijo...

Hey ¿estáis viendo lo de Georgia?....quizás Watchmen al final se va a ser una película representativa de su época... los otros ya andan en tres guerras y allá no hay petroleo, pero menudo "retro" de la guerra fría nos espera....