sábado, diciembre 02, 2006

LA LÍNEA PERFECTA

Tu estilo hace gala de unas líneas muy sueltas, diríase que ambiguas, en consonancia con tus argumentos. Hace años Dave Gibbons, en un extracto que hacía El Wendigo de unas declaraciones suyas en el Salón del Cómic del Principado de Asturias, abogaba por la busqueda de la línea perfecta mientras que Glen Fabry le decía que la línea perfecta no existe. ¿Con cuál de las dos opiniones te quedas?

Yo diría que busco la línea perfecta para la historia que estoy contando o el libro que estoy ilustrando. Me interesa mucho la estética del libro en su conjunto, todo ha de ser coherente. Y la reflexión sobre la línea me ocupa mucho tiempo dentro del total que puede llevarme hacer un libro. (...) El sitio correcto de una línea es el que conviene al dibujo que estás construyendo. Todo dibujo es la resolución de un problema y cuando te enfrentas a él se crea una estructura con reglas propias. A veces, convergen con los cánones y a veces no. Por cierto, qué curioso que Gibbons busque la línea perfecta. Me parece un dibujante de lo más discreto. (...) No estoy seguro de que se pueda hacer un inventario cerrado de líneas. Siempre habrá alguien que encuentre un trazo nuevo. Te puedo decir, en todo caso, las que a mí me interesan, lo que no significa que las utilice (por lo menos directamente): la curva dinámica de Mattotti, la línea quebrada y gestual de Schiele (ahora, menos) o de Gipi, la limpieza geométrica pero oscura de Pablo Amargo, el pincel roto de Sequeiros u Olivares, el pincel caligráfico de Baudoin, la línea fina de los dibujos de Picasso, la línea elegante y certera de los dibujos de Leonardo…

----
Pablo Auladell, entrevistado por Toni Boix en Zona Negativa.

18 comentarios:

Luis dijo...

No puedo estar más de acuerdo con lo que dice...
Uf...esa busqueda yo la llamo la maldición de la linea perfecta y durante mucho tiempo me trajo por la calle de la amargura...je, je...

Anónimo dijo...

Dave Gibbons, ¿un dibujante de lo mas discreto? Como ilustrador no sé, pero como dibujante de tebeos me parece muy bueno.

Joan dijo...

El comentario de Pablo Auladell es acertadísimo y lúcido. Sin embargo, estoy de acuerdo con el visitante anónimo; Gibbons creo que es algo más que un discreto dibujante.

Anónimo dijo...

Me gustan las ilustraciones de Auladell,no he leído "La torre blanca" pero como para él hacer un cómic es "ilustrar un guión" ya no pienso hacerlo.
Se sobra un poco,Carlos Gimenez tiene una carrera,si alguien le contrata para lo que sea,espera que el producto que le entregue se corresponda con sus espectativas,y Carlos hace cómic....además de puta madre.

Anónimo dijo...

Creo que el comentario va en el sentido de que Gibbons es un dibujante de una única fórmula (que en Watchmen funciona a la perfección pero en, por ejemplo, Martha Washington, no.), y que su busqueda no va tanto por la línea adecuada al guión que toque sino en un mero sentido técnico (como si dijeramos que trazar a mano alzada una línea perfectamente regular de dos metros es el culmén de la habilidad en el dibujo).

Bueno, eso es lo que yo creo.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Lo que yo creo... que quiere decir, claro.

Un off-topic chorri: buscad calle Anacleto agente secreto en la localidad de Rivas Vaciamadrid, en alguno de los callejeros online. Hay todo un barrio con nombres de personajes de tebeo alternándose con nombres de escritores, actores, etc...

Un saludo!

JCP dijo...

A mí Gibbons, ya por seguir con el debate, me parece muy buen dibujante de cómics. Como ilustrador, la verdad es que no me mata (mantiene el mismo registro, y es demasiado prolijo, demasiado "literal", muy poco simbólico), pero como historietista creo que es estupendo, incluso en Martha Washington. Para mí, el adjetivo discreto, en cómic, es un elogio, y más en cómics como los de Gibbons.

En cambio, MAttotti por seguir con los citados por Auladell, una bestia como ilustrador, no suele funcionar (a mi juicio) en cómic: a menudo, hay demasiados fuegos artificiales, le falta un punto de contención, te distraes demasiado de la lectura y tiendes a "contemplar" en vez de leer. Mis tebeos favoritos suyos son ESTIGMAS (no por casualidad uno que es dibujado, línea pura, en blanco y negro) y la adaptación de Jekyll Y Hyde que hizo con Kramsky (creo que ahí había un guión férreo).

Lo que dice Auladell de Giménez, si no lo he entendido yo mal, se refiere sólo a un cartel, no a sus tebeos. De hecho, en este tema creo que se contradice.
Auladell mantiene varias veces en la entrevista que no ve distinción entre cómic e ilustración como si fuesen dos trabajos distintos ("Sin duda, aunque yo no hago esa distinción entre cómic e ilustración como si fueran trabajos distintos. Somos ilustradores que hacemos las imágenes para un cartel, para un álbum infantil o para un guión de cómic."; "Lo único que quiero decir es que no son distintos un ilustrador de un dibujante de historietas. Ambos son ilustradores"), cosa con la que no estoy de acuerdo. Sí que son trabajos distintos, el dibujo de ilustración permite un espectro gráfico que no siempre funciona en cómic (casi siempre, de hecho, salvo casos muy depurados tipo Max, Gallardo o Chaland; y aun ahí, hay cambios de registro gráfico de un medio a otro), y viceversa.
Y digo que Pablo se contradice porque luego afirma (cuando le pregunta Toni "¿por qué aquel cartel de Carlos Giménez no era más que una viñeta gigante?") lo siguiente: "Pues no porque Giménez no fuera ilustrador, no porque fuera un dibujante de cómic que se había metido a hacer algo que no le correspondía, sino porque utilizó los mismos criterios estéticos y la misma técnica que utilizaba habitualmente para hacer sus historietas. He aquí la cuestión: lo confió todo al estilo, pensó que bastaría su “caligrafía” para que el cartel funcionase. Y no le salió un cartel, le salió una viñeta a gran tamaño."
O sea, que sí que son lenguajes distintos, técnicas distintas, trabajos distintos, ¿no?

Escribo todo este rollo porque es un tema que me preocupa y me ha dado problemas en el pasado. En alguna historieta mía, también en el primer VEcino, usé a veces trucos de ilustración que en ilustración me funcionaban, pero que en cómic, visto después, a toro pasado, me quedaron como el culo. Eso por no hablar ya del color. El color de ilustración también suele ser bastante distinto al que te puedes permitir en cómic, por la narración y eso. Si estás por aquí, Max, seguro que tienes algo que decir sobre este tema, a ver qué opinas. "Extiendo el llamamiento" , que diría un político, a todos los dibujantes interesados, al propio Pablo, si lee esto.

Anónimo dijo...

Alaudell habla como ilustrador que a veces hace comic, considerándolo un "subgénero" de la ilustración. Una concepción muy de Bellas Artes. Los recursos de la ilustración pasan más por lo formal/estético que en el comic, donde el contenido prima sobre la forma. Quizás por eso sus comics son más bonitos que narrativos, parece que le preocupe más la forma que el espacio entre viñetas.
Se delata también, diciendo que Gibbons es discreto, siendo un gran dibujante de comic, solo porque es "poco artístico" para un belloartista, que se fija más en la estética del trazo, la mancha, el color, que en la narratividad de Gibbons. Gibbons le debe parecer demasiado aburrido, con su dibujo académico; seguro que Mattoti le parece mejor dibujante de comic, con sus trazos tan del gusto pictórico de los bellosartistas. Es un discurso tan banal como el que pueda tener Didio por la estética superheróica. Las viñetas de un comic no son cuadros para detenerse y admirar, chicos, decídselo a Alaudell.

Anónimo dijo...

"Las viñetas de un comic no son cuadros para detenerse y admirar, chicos, decídselo a Alaudell."

Creo que estas siendo algo injusto con Auladell. El siguiente comentario ilustra su concepto sobre eso que dices:
"En cuanto a todo eso que dice de la viñeta menos detallada, etc. curiosamente a los que la usamos prácticamente nos acusan de no saber dibujar, porque muchos lectores de cómic prefieren viñetas abigarradas de detalles. Si no haces el último músculo o dibujas a todas las personitas de una calle hasta con su DNI, no sabes dibujar, cuando dibujar es lo contrario. Dibujar es discriminar."

De todas formas, sólo había ojeado el extracto del post y una vez leida la entrevista entera le doy la razón a Pepo. Parece que tiene una cierta empanada mental a la hora de definir los límites entre la ilustración y el cómic.

javi dijo...

Mmbueno... es una entrevista, y parece inevitable que ante todas las puertas que se abren a comentar y la necesidad de ser conciso, se termine por caer en ciertos juicios categóricos que muy probablemente en un texto teórico revisado y desarrollado varias veces antes de ser 'dado a imprenta' se eviten. No me parece que sea cosa de hacer sangre con ello, teniendo en cuenta que, como digo, es algo que sucede en -casi- todas las entrevistas que se pueden leer, sea lo que sea a que se dedique el entrevistado.

Lo de Max está muy bien traído: no hay cambio o diferencia notoria entre su trabajo de historieta y de cartelismo y en ambos lenguajes se expresa de manera perfecta. Por contra, que los carteles de Carlos Giménez no funcionan tan bien me parece evidente. Exceso de retórica gráfica tal vez, no sé, o quizá más probablemente esa falta de simbolismo, esa 'literalidad' que Pepo comenta...

Por mi parte creo que el dibujo de una historieta no ilustra un guión sino que, si se hace bien, lo encarna. Sin entrar en mayores matizaciones es la única discrepancia de fondo que siento. Por cierto, que La torre blanca es una historieta muy bien contada, donde lo 'bonito' en ningún caso distrae de la narración en sí.

Sobre Gibbons, sin negarle ningún mérito (la secuencia de la persecución de la niña Martha por parte del gigantón silencioso en el primer tomo de la serie imagino que es enterita suya y está resuelta de manera magistral) también es cierto que las splash-pages y sobre todo trabajar con grandes espacios vacios es algo que se le cruza -todo ello también en MW-. Se produce entonces un efecto curioso: su línea hiperpulcra, su limpieza se convierte en un estorbo para la narración -todo parece detenido, estático-, ¡justo al contrario que en un trabajo como Watchmen, en el que se necesita meter cantidad de información precisa por viñeta! Diría que su estilo lo convierte en un dibujante perfecto para un 'tempo lento'.

Y ya. Un saludo. :)

JCP dijo...

joer, Javi, vaya análisis, chapó.

"No me parece que sea cosa de hacer sangre con ello,"

Desde luego que no.

Max . dijo...

Yo no tengo ninguna duda de que ilustrar y dibujar historietas son dos oficios, o dos artes, distintos. Requieren dotes y cualidades -conceptuales más que de dibujo- distintas. Yo, por lo menos, tuve que desarrollar un aprendizaje específico para dedicarme a la ilustración seriamente cuando ya más o menos me movía sin problemas en el lenguaje del cómic. Necesité encontrar otros recursos distintos a los de la historieta.
Que se reconoce un mismo estilo gráfico en mi trabajo en ambos campos, pues quizá sí, pero yo creo que las diferencias conceptuales son grandes. Una viñeta agigantada no equivale a un cartel, igual que las 12 ilustraciones de un libro no equivalen a una historieta de 12 viñetas.
La autonomía estética de la que goza una ilustración raramente se da en la historieta, donde hay que contenerse y sujetarse en beneficio de la narrativa.
Preciosa la frase de javi: "creo que el dibujo de una historieta no ilustra un guión sino que, si se hace bien, lo encarna". Es exactamente eso.

Anónimo dijo...

El gran Max! Ya me azoro y se me traba el teclado, y no se que iba a decir... Admiración por lo suyo, maestro. Lo que he aprendido de ahí y lo que me queda! Libros de cabecera, en serio lo digo.

Debí matizar que las diferencias que no encuentro entre su trabajo de ilustración, cartelismo e historieta, eran de estilo, de grafismo... De concepto, de composición, sí, está claro. Una viñeta, compositivamente, siempre deja o ha de dejar una puerta abierta a la siguiente -en sentido occidental, a la derecha- que permita la fluidez de lectura; si se cerrase sobre si misma, si te obligase a 'echarte atrás' -como se hace ante un cuadro- para pasar a la siguiente, malo. Una historieta es como una línea que se recorre, y una ilustración y sobre todo un cartel, es asimilable a un punto, algo que concentra (¡tomaya referencia pedantuela a Kandinski!).

Un saludo!

max . dijo...

Vuelvo sobre el tema. Estoy de acuerdo con Pepo en que lo mejor del Mattotti historietista se da en sus historias en blanco y negro. El color en una historieta, a veces, distrae demasiado, en el sentido en que "añade" demasiado. Tiene razón también Auladell cuando dice que dibujar es "discriminar". Y yo no me canso de repetirlo y los ejemplos están a la vista de todo el mundo: la mayoría de los grandes artistas visuales (en cómic, ilustración, pintura, dibujo...) han ido tendiendo, en su evolución, al minimalismo: Comunicar el máximo de emoción con el mínimo de recursos. Es algo brutal, y requiere el trabajo de toda una vida ir despojándose de lo innecesario. Pero la recompensa es casi mística: hacer del vacío plenitud y viceversa. Intentando llegar a ese camino ando yo, confuso la mayor parte del tiempo, claro, pero qué se le va a hacer: ¡tengo fe en los chinos!

santibilbo dijo...

yo creo que el concepto de lo narrativo es más bien difuso y no me gusta cuando se dice que es la esencia del cómic.Me parece hasta peligroso hablar de esencias salvo para los perfumes.¿que es lo narrativo? ¿contar una historia de la forma más sencilla posible? ¿siempre menos es más?¿son menos narradores Bergman y Proust que Hawks o Poe?¿CUANTA DIGRESIÓN ES LÍCITA, cuánta descripción, cuanta poesía? Son preguntas irresolubles.Si la narración es tiempo humanizado, entonces vale todo.Una ilustración es también narrativa y nos puede conducir hacia delante, hacia atrás o sobre sí misma.El grado de información que nos quiera transmitir el artista o que pueda aguantar el lector es materia subjetiva.Si se juega con los recursos plásticos del dibujo o el color, son tan lícitos como la planificación de viñetas o la composición de página.No todo debe ser dibujo caricaturesco,ni la narración es por eso mejor(aunque puede que más rápida).Un plano naturalista y con gran acabado puede ser más efectivo que una página elaboradísima en la planificación y con dibujo abstracto y estilizado.No hay una planificación más correcta ni más esencial que otras.Cuando se dice que un dibujo elaborado distrae de la narración,diría que depende de la narración,de si se encarnan absolutos o personajes,de los estilos y sus códigos y los juegos con ellos,del tempo de lectura y del uso de elipsis.¿acaso no distrae Ware con sus guisos caleidoscópicos?Los efectos plásticos tienen una enorme capacidad de sugerencia poética,más alla de la viñeta,que decía aquel, y al mismo tiempo siguen siendo eso, viñetas que se unen ( o a veces solitarias)para contar una historia.Su efecto sobre el tempo interno, de viñeta o de obra en general, puede ser tan influyente como la planificación y composición de página y para posteriores relecturas puede servir como apostilla, aderezo, o ventana a una nueva realidad.Sé que en general una ilustración y un cómic tienen códigos, funciones y tempos diferentes.Creo que es muy dificil hacer esto(hacer un cómic con recursoso de la ilustración) de una forma satisfactoria,(casi siempre es pretexto para mostrar qué buen dibujante es el ilustrador)pero es otro camino,tan lícito como cualquiera

JCP dijo...

"yo creo que el concepto de lo narrativo es más bien difuso y no me gusta cuando se dice que es la esencia del cómic"

claro que es difuso, Santi, pero igual que tú hablas por ti mismo con tu mecanismo, aquí cada uno habla por su boca, con arreglo al concepto personal de cómic que tiene. Me asombra bastante cuando aparecen los "escandalizados" a "escandalizarse" (y no lo digo por ti, que no te escandalizas por casi nada) porque alguien afirma que el cómic es, para él (y ya se sobreentiende que es "para él", a su juicio; no jodamos la marrana ;-), es tal o cual cosa. Pues claro que es un juicio personal, propio y subjetivo, pero ¿de qué va a hablar Max, PAblo Auladell, Javi, tú mismo o yo? ¿del concepto de cómic que tienen otros? No, cada uno habla de lo que para él funciona mejor en el cómic, de lo que PARA ÉL es el cómic. ¿De qué hablaba Truffaut cuando era tan tajante para definir lo que para él debía ser el cine? ¿del concepto de otros cineastas o de críticos con los que no estaba de acuerdo?

Personalmente, y no es porque lo diga Max ni por la autoridad que quien más quien menos le pueda atribuir a su opinión (no es la primera vez que lo digo aquí ni será la última, lo he dicho antes muchas otras veces), tengo un concepto en este sentido parecido al suyo. Creo que los fuegos artificiales ("Fuegos", Mattotti) no es el vestido que mejor le sienta a nuestra amada, la historieta. Creo que el cómic es más estético cuanto "menos estético" es, y esto no es un juego de palabras. Cuanto más despojado, mejor funciona.

Por otra parte, Santi, claro que todo es lícito, en el arte no se habla de licitud o ilicitud, porque no es derecho, es arte, ni más ni menos. En arte no se habla en términos legales o normativos, ni de si algo es correcto o incorrecto, se habla en términos artísticos que siempre, queramos o no, entrañan unas preferencias o sensibilidades propias y absolutamente particulares, y no generales ni abstractas como son y pretenden ser las normas. De ahí lo que decía al principio de este comentario. Por supuesto que los fuegos artificiales del estilo ilustrativo o pictórico son lícitos en el cómic, nadie los quiere prohibir aquí; de hecho, para algunos lectores de cómic, no sé si pocos o muchos y me da igual, resultan muy válidos y les encanta disfrutar con ellos. Pero no son para mí; el cómic, para mí, no es esto, o mejor dicho, creo que su camino propio pasa por otro sitio.
Volviendo al debate: opino como Max, menos es más, creo que eso es una constante en la evolución de los grandes artistas de todos los tiempos, por no decir que va más allá de lo artístico y es algo propio de la naturaleza humana y de cómo vamos percibiendo la vida conforme nos hacemos mayores, sobre todo cuando conseguimos madurar realmente y no sólo limitarnos a cumplir años: despojándonos de lo superfluo, no perdiendo el tiempo en detalles secundarios, aplicando el esfuerzo a lo primordial, intentando ir a la esencia conforme más conscientes somos de que el tiempo que nos queda es (o puede ser) cada vez menor.
Es más, Santi, creo que en cómic el - es + es una ecuación que tiende a verificarse más (aún) que en otras artes.

A todo esto, Max, aprovecho el debate para preguntar otra cosa. Me gustaría saber tu opinión -y la de cualquier otro que quiera hablar sobre el tema- sobre los cómics pintados, si crees que funcionan, si son realmente "legibles" como cómics y no como álbumes de ilustraciones. Cuando digo pintados, no me refiero a dibujos coloreados a mano con color directo, con acuarelas, acrílicos, gouache o lo que sea (vamos, que no me refiero ni a Miguelanxo ni a Guarnido), sino a viñetas pintadas-pintadas, y creo que me explico. Por supuesto, hablaremos bajo nuestra visión y sensibilidad personal, no en términos normativos ni de licitud o corrección. Evidentemente.

santibilbo dijo...

Pepo, YA SÉ QUE TODO ES SUBJETIVO, o casi, en arte, y respeto mucho los gustos y las definiciones de los demás.Sólo quería poner de manifiesto lo dificil que es definir y las inconsistencias de casi cualquier categoría artística,(aunque intentemos precisar lo máximo posible.Creo que resulta harto dificil precisar que es una novela o un film, como se ha comprobado aquí cad vez que ha salido el debate.Hay demasiados hilos,demasiadas herramientas y demasiados caminos para transitar por las artes narrativas y se resisten con fuerza a encajarlas en una definición que no sea o tautológica o ambigua.No es más novela el Asno de oro QUE EL RUIDO Y LA FURIA,es igual de noble el narrador omnisciente que la primera persona,la prosa sobria que la poética,,la narración clásica que la barroca,la continuidad narrativa que la poética.Claro que uno puede decir:a mi me gusta más así, o que ciertas herramientas o modelos me parecen más potentes,pero no puede ni debe(creo) delimitar los caminos de un medio tan amplio o al menos yo no me atrevo atamañas empresas,me conformo con disfrutar y reflexionar sobre las obras,pero ya hace tiempo que creo que las formas artísticas son bastardas y bastante inabarcables,que lo de inefable no es una tontería. Tampoco has contestado a la cuestión¿que es la narrativa y con que efectos la logro( ya sé que o es imposible contestar y que buena parte de esos mismos efectos son más que subjetivos.
A mi no me suelen gustar los comics pintados,ni las colecciones de cromos,sólo digo que los efectos pláticos son tan consustanciales al comic (puesto que se pueden utilizar y se utilizan )como la planificación.
Por ultimo,a mi me gusta mucho la depuración, si es que hay pureza en tanta bastardía, me gustan los artistas que pueden decir mucho con pocos medios,pero también me encantan los torrenciales,los oscuros,los barrocos,los que tienen muchas lecturas,los de lo bueno, si largo mil veces bueno.En los grandes artistas no hay nada accesorio,otra cosa es que sea redundante.DEfíneme la depuración en Shakespeare,Cervantes,Velazquez o Ford,veremos que la cosa resulta mucho más complejom de lo que parece,un berenjenal que se escapa a la rigidez.El arte, con mucha frecuencia ha sido normativo,pero el verdadero artista ha tomado elementos constructivos para transcenderlos y llegar a otra puerta que cruzar.Dicho esto con todo el cariño y humildad,que creo que no me he explicado bien

JCP dijo...

yo sí creo que te has explicado muy bien.

¿La depuración, qué es? Y tú me lo preguntas... ;-)

"me gustan los artistas que pueden decir mucho con pocos medios,pero también me encantan los torrenciales,los oscuros,los barrocos,."

Toma, y a mí. Una cosa no quita la otra. Que tú tengas una preferencia no queire decir que luego no haya excepciones a esa "regla" que te gustan a pesar de que escapan a esa categoría predilecta tuya. Como tú dices, es imposible establecer categorías artísticas consistentes. Cuando decimos 'prefiero esto' en realidad estás resumiendo de forma simplificadora gustos que en realidad son más complejos.