miércoles, diciembre 06, 2006

ADIÓS, MUCHACHOS

En mi infancia, la revista de tebeos era una infalible clave de éxito para los editores de entonces. Allá por los años cuarenta del pasado siglo no había televisión en España y, por supuesto, ni siquiera soñábamos con el video, el ordenador, internet, el teléfono móvil y los videojuegos, que eran entelequias de ciencia ficción ni siquiera imaginadas por los más fantasiosos soñadores y las más disparatadas y calenturientas mentes. Era una época en la que cabeceras como “TBO” y “Pulgarcito”, se enseñoreaban de los quioscos y disfrutaban de una masiva aceptación por parte del público aficionado, lo que justificaba las grandes tiradas de estas publicaciones.
(...)

----
Manuel Darias cubría este domingo en Diario de Avisos el cierre de MISTER K, y aprovechaba para repasar brevemente la historia de las revistas de cómic en España.