lunes, diciembre 11, 2006

EN QUÉ CONSISTE EL TRABAJO DE UNA EDITORIAL

Si los ferros estaban mal, responsabilidad de La Cúpula por no parar la impresión.

Si los ferros estaban bien, responsabilidad de la imprenta, por lo cual La Cúpula puede exigir la reimpresión sin pagar un duro.

Ahora bien, el daño ya está hecho... pero, ¿por qué? Independientemente de quién corra con los gastos de reimpresión, La Cúpula ya la ha "cagado" (como se lee en posts anteriores) porque es IMPERDONABLE que un error de este calado no se haya detectado antes de que los libros se distribuyan. Con o sin ferias, con o sin Expocómic o Salón que valga. El cómic impreso no se revisó como Dios manda. Y ahí está.

Trabajo en una editorial y más de una vez vamos con los plazos más que jodidos. SIEMPRE, aunque el libro se tuviera que entregar ayer, se revisan los ejemplares impresos antes de dar luz verde a la distribución. Y aun así, se nos puede escapar que en la cubierta no figure el logo de un coeditor, o que el nombre del autor salga como Javier en vez de Xavier... pero nunca ha salido un libro con una página en blanco, o con las páginas desordenadas o cualquier fallo que AFECTE IRREMISIBLEMENTE a la experiencia lectora... Y cuando ha ocurrido algo así, la obra no ha llegado nunca a las librerías... como es desgraciadamente este caso.

No pretendo linchar, pero esto duele más de lo normal porque La Cúpula ya venía escarmentada... y ahora mismo a nadie le importa si el fallo fue de la editorial o de la imprenta. En última instancia, el fallo es de la editorial por haber permitido la distribución (OTRA VEZ) de un monstruo editorial.

Porque una cosa es que te enteres de que la distribución de tal título se retrasa porque ha habido problemas de impresión (o lo que la editorial de turno quiera dar como razón) y hagas el chiste fácil, sobre todo si el retraso viene de La Cúpula.

Y otra cosa es que te enteres de ese fallo de impresión cuando ya has pagado por el cómic. Eso es lo que le jode al personal... aunque te cambien el cómic el mes que viene por una copia correcta. Aunque puedas ir a la tienda al día siguiente y el librero te devuelva el dinero. Aunque te pidan perdón.

En mi caso, no creería que "la editorial nos engaña", pero sí me preguntaría por qué han permitido que el libro llegue así a mis manos.

Afortunadamente, ahora me espero a lo que se diga en la blogosfera antes de comprar. Pero Agujero Negro me lo comí enterito... y no me gustan los trabajos manuales, así que hojita doblada metida donde corresponde y punto.

_____________

Caron, en los comentarios. Para los suspicaces, aclaro que no conozco a Caron ni sé en qué editorial trabaja, ni si es una editorial de cómics o una editorial literaria.