viernes, diciembre 22, 2006

LA COSA ESTABA FATAL

"La continua recomendación de Ice Haven en los grandes medios empieza a alegrarme".

Y se está vendiendo como rosquillas. No digo que sea difícil de encontrar, ni mucho menos, pero pocas veces me había pasado de ir a tiro hecho a por un título y que lo tuvieran agotado en dos librerías especializadas (con comentario del primer librero de "joder, pero si teníamos cincuenta").

La promoción funciona, y si la obra es buena, más. Y cuidado con 2007: con la ya instaurada (con matices, vale) atención de la prensa gratuita y de los diarios más importantes hacia el tebeo, con el Premio Nacional recién creado, con el interés de los grandes grupos editoriales "tradicionales" por este nuevo pastel, con la mangamanía de (principalmente) las generaciones más jóvenes...

Todo lo anterior saca al tebeo del gueto de la librería especializada, para lo bueno y para lo malo. Y en no mucho será habitual, por ejemplo, la promoción televisiva de la historieta, no sólo de forma periodística (como cuando se informe de la concesión del Premio Nacional, o las reseñas/menciones a las que nos hemos venido acostumbrando en la prensa escrita), sino también publicitariamente.

Para lo bueno y para lo malo. :D

--------
Menos mal que no lo digo yo. Lo dice Caron en los comentarios, en respuesta al entrecomillado de Alvy Singer. Porque todo iba mal, el cómic como medio estaba cansado pero no lo quería admitir, esto se acababa, etc.

3 comentarios:

Señor Punch dijo...

estoy de acuerdo. Súmese el Diario De Tebeos de Pons en EP3, que me parece algo MUY bueno (y bien llevado, por cierto...como ésta no es su casa, me permito felicitarle públicamente por el tono de DDT), la ya conocida labor de Miradas 2...

¿2007?¿Ya? Ojalá..yo lo fío para más lejos, pero ojalá.

Anónimo dijo...

A mi también me alegra. Pero, como pesimista y llorón que soy (como buen lector de cómics hispano), me pregunto de cuanto era la tirada. Para agotarse digo.

Caron dijo...

No sé si la tirada se ha agotado, Anónimo, sólo que en dos librerías a las que fui del tirón no lo tenían... y ni siquiera se habían dado cuenta de lo rápido que lo habían vendido.