sábado, mayo 31, 2008

EL HÉROE CÍVICO

En 1973, Antonio Martín, director editorial de Eduradit, que había puesto en marcha una colección de libros de humor gráfico dedicados a parodiar personajes de la cultura popular, le hace un encargo muy especial. "Lo hice de prisa y corriendo, con un rotring sobre folios de papel normal. En realidad, pasó un tiempo antes de que cayera en la cuenta de que el personaje tenía posibilidades". Sí, Jan está hablando de Superlópez, que nació en el número 2 de la colección Humor del siglo XX, una parodia del superhéroe clásico Superman, inicialmente dibujada en gags mudos de varias viñetas.

En 1973, ante las pocas ofertas editoriales del momento, Jan aterriza en Bruguera, al principio en el Departamento de Publicaciones Infantiles y Juveniles, especializado en la edición de cuentos, recortables y libros, entre otras producciones, donde le encargarán algunas ilustraciones interiores de Las vacaciones de Mortadelo, un álbum de cromos. En 1974, compaginará su colaboración en el citado departamento con el dedicado a revistas periódicas, dibujando las primeras páginas de series como Doroteo y Felipe el Gafe. Ese mismo año Bruguera empieza a publicar historietas de una o dos páginas de Superlópez, recuperado por Jan, pero con guiones escritos, entre otros, por Conti y por Francisco Pérez Navarro. Será con este último con quien, ya en 1978, iniciaría la publicación continuada primero de historietas cortas y luego de las primeras aventuras largas: "Fui yo quien lo impuse cuando comenzamos con la historias de ocho páginas; entonces, de hecho, trabajaba directamente para mí". Tras los tres primeros álbumes, Jan emprende la realización en solitario de Superlópez en 1980; ¿por qué?: "Fue una necesitad. Yo ya era consciente de que debía trabajar con mis propias ideas, más enfocadas al mundo real que me rodeaba que al de los superhéroes, que no existen más que como referencia a un tipo de cultura norteamericana, o sea, no nuestra". En efecto, Jan se dedicó en cuerpo y alma a Pulgarcito entre 1981 y 1982, pero un año después, con la aventura "Los cabecicubos", Superlópez se convierte en su principal creación, hasta hoy mismo.


-----
Rescato este extracto de la entrada dedicada a Jan en el libro de Antoni Guiral LOS TEBEOS DE NUESTRA INFANCIA. LA ESCUELA BRUGUERA (1964-1986), a cuento del artículo que escribe hoy el mismo Guiral en la sección de Cómic del suplemento ABCD LAS ARTES Y LAS LETRAS. El artículo se titula EL HÉROE CÍVICO y conmemora el 35º aniversario de Superlópez.

6 comentarios:

Fox dijo...

Madre mia. Que "Brugueresca" es esa página de Superlopez. :O

FOXXXXXXXX

santibilbo dijo...

Jo yo la lei, esa misma y con ese extraño color( debía ser por el 77, aunque mi comic era de segunda mano.Y ya me enamoré.Mis historias favoritas: el profesor escariano, los cabecicubos y el supergrupo.Un poco por denajo, el señor de los chupetes.Las historias cortas, soberbias

kurdy malloy dijo...

Para mi gusto, geniales hasta "La gran Superproducción", inclusive. Los siguientes ya nunca tuvieron ese encanto...sigh!

Stereotopffer dijo...

Jan es uno de los grandes.

PAblo dijo...

A mi esta historia me impacto cuando tuve ocasion de leerla en "Los tebeos de nuestra infancia" (compra obligada o regalo obligado los dos volumenes). Es cierto que la historia es muy brugueresca pero mucho de lo que define a Jan ya se encuentra ahi.

En mi opinion, la mejor historia -o la que a mi mas me gusta- de Superlopez es "La caja de Pandora" (ese baño dentro de la piramide es impagable) aunque tambien me gustan mucho "El Supergrupo" y "El Señor de los Chupetes".

¿A quien le gusta Lois Lane despues de haber visto a Luisa? ;-D

Impacientes Saludos.

Anónimo dijo...

Gran creación, Superlopez. Lástima que su último número bueno tenga más de veinte años. ¿Qué fue de tu talento, Jan? ¿Se fue con Bruguera? Sólo nueve números buenos (todos buenos, del primero al último) y aún te recordamos como si estas dos últimas décadas no existieran.


A ver cuando se enrolla Ediciones B y reedita en condiciones (tamaño Don Miki) tu Pulgarcito.