martes, abril 11, 2006

EL MISTERIO, LA SORPRESA

"Liniers es mejor que yo y eso me fastidia." Lo dice Juanjo Sáez en el periódico gratuito ADN. "Personajes absurdos, ideas sin un final gracioso, seres misteriosos, niñas que hablan con gatos, señores que ponen títulos a las películas, pingüinos inteligentes, máquinas sensibles y gente que anda por ahí. No me refiero a las tiras de Liniers, sino a la realidad". Pues sí, Juanjo hace tiempo que es fan de Liniers, cuyo MACANUDO (nº 1), un recopilatorio de sus tiras para el diario argentino LA NACIÓN, acaba de salir en España de la mano de Reservoir Books (Mondadori). Otra admiradora de Liniers, como resulta bien sabido, es Maitena.


De Liniers ya hablamos aquí no hace mucho. Sus tiras suelen practicar un humor absurdo que, a menudo, no siempre, depende, oculta bajo la línea de flotación alguna idea sumergida sobre la existencia. Aun a riesgo de meter la pata, diría que dos de las principales influencias de Liniers son Charles M. Schulz y Chris Ware. Del primero toma su afición a jugar de manera sencilla -qué difícil es parir cosas sencillas y a la vez brillantes- con ideas aparentemente "ingenuas" o "infantiles" que, leídas por un adulto, tienen retranca existencial gracias a su abstracción y doble sentido. También podríamos citar a Quino como referente; al fin y al cabo, es un autor que se puede encajar en la misma tradición de humor. De Ware, por su parte, toma Liniers su tendencia a jugar con distintos personajes que no tienen que ver unos con otros y pertenecen a distintos universos (ese robot sensible de Liniers, por ejemplo, es muy Ware), además de cierto uso del encuadre repetido, la multiplicación de viñetas en la tira y los planos muy alejados para presentar a las figuras pequeñísimas, como engullidas o aplastadas por su entorno: por el mundo. Por supuesto, Liniers tiene su propio tono y temática, es decir, su propio y original estilo.

En la última tira de este MACANUDO (nº1), un conejo que aparece, viene y se marcha nos muestra un cartel con una frase de Buñuel: "El misterio es un elemento clave en toda obra de arte". Bien, no es porque lo dijera Buñuel pero eso es absolutamente cierto, y Liniers lo practica a menudo en sus tiras: sugerir las cosas, no subrayar las ideas, no dejarlo cerrado todo, permitir varias lecturas a gusto del lector. Pero, además del misterio, hay un mecanismo esencial que es específicamente necesario para el humor, sea gráfico o de cualquier otro tipo, y es la sorpresa: lo que es previsible no hace gracia. Para hacer reír hay que lograr lo más difícil, que es desconcertar al espectador, darle un chiste que no es el que esperaba. Liniers lo sabe bien, y de hecho, es lo que más atención me llama de su trabajo. Es difícil pillarle el truco o anticipar el mecanismo de funcionamiento de sus tiras, pues va cambiando a cada nueva entrega. Tanto juega con la sorpresa Liniers que a veces, y es otro aspecto que me recuerda a Schulz, renuncia a rematar el gag: tiras donde, como decía Juanjo, hay ideas pero no un final gracioso sino, en todo caso, desconcertante. El humor como espejo de la vida.

12 comentarios:

Señor Punch dijo...

Pues me parece tremendo, un descubrimiento... y se me había pasado...
el libro es recopilación de sus tiras blogueras o es otra cosa?

JCP dijo...

son tiras que primero publica en LA NACIÓN, y luego (si no me equivoco) en su blog. Este tomo de Mondadori es exactamente el mismo recopilatorio que ya le sacó en Argentina otra editorial, con esas mismas tiras.
Le seguirán más tomos en España.

darkko dijo...

"Liniers es mejor que yo y eso me fastidia."

Pues si te fastidia,juanjo Saez, encontrar un autor con más calidad que tú, mejor no leas nada.

Yo sólo lo digo por evitarte disgustos, nada más.

Darkko.

Señor Punch dijo...

Hombre Darkko, por aquí, somos así, raros, y nos gusta argumentar las opiniones.
Venga, lánzate al ruedo ...

JCP dijo...

En resumidas cuentas, Punch, y ya dejándome de argumentaciones: sí, Liniers mooooola.

Señor Punch dijo...

Por cierto, tu comparativa con Ware, que razonas perfectamente, me descoloca. Personalmente no lo veo, pero, bueno, del amigo americano sólo tengo el Corrigan.
Quizá más que influir hablaría de sensibilidades cercanas pero estilos distintos.
Liniers lo veo más Schultz,sí, y sucedáneos (Mutts), y, Quino, algo sí que hay (ese algo social...), incluso, atrevido, confieso que me recuerda algo a Darín, y a Burton (Gorey, no lo he leído, pero seguro).
Bueno, muy bueno, ya lo puse en mi blog.

JCP dijo...

Lo de Ware habría que preguntárselo a Liniers. Apuesto a que te dice que le gusta mucho.

De todos modos, es que Ware es el Gran Influyente de los noventa para acá. Dibujantes de medio planeta le siguen, y no me refiero sólo a los historietistas. Yo esto lo veo en muchos casos, aún los más insospechados. No hace falta dibujar geométrico ni con tiralíneas para recoger su influencia.

Lo de Gorey... pues sí, algo de él hay también en algunas tiras de Liniers.

elpablo dijo...

madre mía, que de tiempo!
(por causas estrictamente ajenas a mi voluntad!)
liniers es un fiera total, me lo recomendó hace cosa de un año un colega argentino. para mi tiene mucho de quino (el quino no-mafalda), y sí, algo del ware también, claro. otro tipo que me recuerda todo este rollo de humor locuelo, que también hace tiras y que no sé si conoceréis es nicholas gurewitch, un mostro que publica on-line. esta es la dire, pasaros porque vale un huevo la pena!
http://cheston.com/pbf/archive.html

JCP dijo...

No conocía a Gurewitch. Oye, es muy brutal a veces, ¿no?
Gracias, Pablo.

Urbs dijo...

Liniers carece de ese punto de crueldad de Gurewitch (y cuando digo crueldad no lo digo como algo peyorativo). Como comentais, estaría más próximo a Quino o a Schultz. Y aunque exista algún punto de contacto con Ware, tal vez se deba más a una coincidencia en la mirada de ambos -como comenta Punch- que a una influencia directa de éste sobre Liniers.

JCP dijo...

he mencionado a Ware como influencia no sólo porque la veo, sino porque me consta que a Liniers le gusta y le sigue.

Además, el segundo tomo argentino de MACANUDO empieza con una cita de Ware: "El vocabulario de los cómics es, por definición, ilimitado".

javi dijo...

Es buenísimo. Una joya.