sábado, enero 10, 2009

LA FUENTE DE TODO DRAMA

Bueno, han pasado treinta y ocho años desde la época de Harry el Sucio. Eran tiempos muy especiales y ésa era una historia de aventuras, aunque también mostraba la tenacidad de un oficial de policía que quería luchar contra la burocracia política para defender a una víctima. En aquel entonces no se hacían películas que trataran sobre las víctimas de crímenes violentos y por eso llamó tanto la atención. Yo lo disfruté. Primero la tomamos como una emocionante historia de detectives y luego, además, la gente se fijó en el aspecto político de la trama. Más allá de las reacciones que hubo, fue muy divertido, pero era pura fantasía apuntar con un Magnum calibre 44 a alguien para preguntarle si se sentía con suerte...

Ese personaje resultó muy polémico. También en "Million Dollar Baby" aborda un asunto tan polémico como la eutanasia...

A mí me encanta cuestionar. Me gusta elegir historias por el valor dramático que contienen. Un gran conflicto es la fuente misma de todo drama. (...) No me gustaría contar algo donde todo funciona perfectamente, porque, si no, ¿qué razón habría para contarlo?


----

Clint Eastwood, hoy en ABC.

9 comentarios:

Mikel dijo...

En esta misma línea sigue Clint con su excelente GRAN TORINO. Que se estrene pronto en España, por favor! EL INTERCAMBIO es buena, pero esta es MEJOR!

Anónimo dijo...

Nadie dice nada, sobre el guión del intercambio.
Es del amigo Strazinski.
Lo escribió hace más de 10 años, y ha estado vagando de cajón en cajón de productora en productora, hasta que lo cogió por banda el tío Clint.

Alvy Singer dijo...

Conflictos mal resueltos. La fuente de todo drama, por suerte, no es el motivo de un gran drama. Pobre Eastwood ¡algún día tuvo talento, y muchos le llamaron el gran clásico pasandose por el forro a sus maestros (a los que copia, pero nunca supera) Leone y Siegel, pero realizando películas tan lamentables y carentes de seriedad moral como todas las que ha hecho desde 1998, excepto Mystic y Banderas quizá, son de lo más políticamente correcto! Gran Torino es paródica de lo mal construida que está.

santibilbo dijo...

Llama la atencion en El intercambio el tempo de la ssecuencias, medidisimo casi con metrónomo, con enorme economía, salvo alguna digresion gratuita( visita a la carcel, ejecucion), pero en general con un sentido de lo esencial que parece casi una reliquia, cuando debería ser el ABC de un narrador.El guion es muy correcto, sin excesos

Anónimo dijo...

Yo si puedo decir algo sobre el guión de Straczinsky. Que puede aplicársele el prejuicio "de tebeo". Esquemático y grandilocuente. Con complot general y beatificación de niño incluida.

Anónimo dijo...

¿El ABC de un narrador? Espero que no. Toda la parte final es una larguísima reiteración de una sola idea. Y además, sutilísima la introducción de la trama del asesino, en el minuto veinticinco (primer plano de dos polis hasta entonces desconocidos, frase sutilísima: "deberías ir a buscar un niño"). Sólo faltan rotuladores fluorescentes debajo...o la premonición de un hacha en forma de flash-forward.

Ventosinos dijo...

A mí me sonroja la roscaza que le hace la prensa a Eastwood. Gran parte de sus películas encumbradas son, como mínimo, discutibles. Yo también me quedo, de su producción reciente, con Mystic river.

Anónimo dijo...

Vale que de los últimos años de la producción de Eastwood hay mucha cosa mediocre (por no decir mala), pero eso de que copia a sus maestros Leone y Siegel... ¿Leone? ¿Cuando ha hecho el italiano un western con la textura de El jinete pálido?

Anónimo dijo...

¿En cada una de sus películas del oeste, quizá?