viernes, junio 13, 2008

EL CARNICERO KOSHER

Lo mejor sobre los cómics es que puedes mezclar palabras con esas imágenes concretas. Una vez que has reducido la imagen a símbolo, ya no tienes esa extraña tensión. Todo funciona en ese nivel de símbolos. Palabras con dibujos simbólicos que son realmente descripciones concretas del mundo. Esa es la tensión interesante de los cómics. Cuando puedes tener el mundo real o una representación del mismo. Y luego una capa de palabras, de abstracciones cabalgando sobre ellas. Así es como sería una serie de cómic ideal...

(...)
¿Te han invitado alguna vez a un taller de escritores?

Doy conferencias. Pero no son realmente talleres. Escribir cómics es un tipo muy específico de escritura. No sé si tengo mucho que decir como escritor.

----

Ben Katchor, entrevistado por Robert Birnbaum. Se acaba de traducir en España una de las obras de Katchor, EL JUDÍO DE NUEVA YORK (1998), y es uno de los mejores cómics que he leído últimamente, junto al FUN HOME de Alison Bechdel y EL JARDÍN ARMADO Y OTRAS HISTORIAS de David B.

La obra de Ben Katchor (Nueva York, 1951), inédita hasta ahora en castellano, es densa y exigente con el lector, pero el camino merece la pena. Precisamente una vez acabada EL JUDÍO DE NUEVA YORK, lo que más me ha apetecido ha sido releerla, y es en la segunda ronda cuando se le saca todo el partido a la novela gráfica (el cómic, el tebeo, la serie de prensa: THE JEW OF NEW YORK apareció originalmente serializada en The Forward, un veterano diario judío neoyorquino, antes de ser recopilada como novela gráfica), una vez que has comprendido la trama en su totalidad y empiezas a degustar todos los detalles y matices (la trama nunca se deja ver hasta el final, probablemente porque a Katchor le importan más unos personajes, unos detalles, una atmósfera, un mundo, que contar una "historia clásica, sencilla y directa"). Atención a cómo utiliza Katchor los textos de apoyo, a veces extensos; a ese lenguaje irónicamente decimonónico que mete en los cartuchos del narrador, a cómo y dónde coloca los globos de diálogo, a cómo usa en ocasiones el diseño de página, con una viñeta central en torno a la cual van girando las demás en un preciso orden narrativo.

¿La "trama"? El visionario Mordecai Noah, dramaturgo y político entre otras cosas, convocó a todos los judíos a fundar una colonia utópica en una isla del río Niágara. Fracasó, por supuesto (el intento ni siquiera fue planificado seriamente). Cinco años después Katchor empieza su fábula y el recorrido de sus personajes. Su Nueva York circa 1830 es mítica y a la vez realista (detallista, costumbrista), es irónica y poética, cómica y trágica, sublime y ridícula. Místicos judíos, visionarios utópicos, aspirantes a capitalistas con delirios de grandeza, carnineros kosher caídos en desgracia y luego renacidos, comerciantes enriquecidos que "retornan a la naturaleza". Cuántos detalles de época (obsesivamente documentados), cuántos temas apuntados, qué mirada tan excéntrica, que voz tan hipnótica.

¿No decíamos que el cómic puede ser, a su propia y exclusiva manera, igual de denso y rico que la alta literatura? Pues aquí hay un ejemplo, igual que en FUN HOME. Ahora hay que leerlos, claro.


7 comentarios:

Señor Punch dijo...

"Ahora hay que leerlos, claro"

está en la recámara, está ;)
por cierto, sin conocer el original, parece que Astiberri sigue cuidando sus ediciones, ¿verdad?

headsOnBoards dijo...

Si tú lo dices, habrá que hacerte caso. La obra viene ampliamente respaldada. ¿Cómo han tardado tanto en publicarla? Está claro que aquí el riesgo económico es mayor que en USA o Francia, pero...
¿Has leído ya "Bottomless Belly Botton" de Dash Shaw? Creo que va a ser a todas luces el mejor cómic del año (al menos al otro lado del atlántico). Si hay que esperar a qué se publique una edición en catellano lo mismo nos la regalan nuestros nietos...
Un saludo-

pepo dijo...

Si yo lo digo, no me hagas caso. En serio, es mi gusto y puede que te defraude. Cuesta un poco entrar en él, ya digo, pero luego merece MUCHO la pena. ¿Que por qué no se ha editado antes? Supongo que porque no es un tebeo muy comercial, no sé. Por cierto que la serie más famosa de Katchor, JULIUS KNIPL, REAL ESTATE PHOTOGRAPHER, va a ser publicada próximamente.


Ah, y no he leído lo de Dash Shaw, ya le echaré un ojo.

headsOnBoards dijo...

Bueno, ya le echaré una ojeada en alguna librería o tal vez me espero a que lo traigan a la biblioteca del barrio, que de vez en cuando se portan.
Lo mismo la novela gráfica de Shaw no te gusta, no sé. A mí en particular me ha encantado. La historia es sencilla y llevada con pulsación cinematográfica pero sin olvidar en ningún momento el medio al que pertenece y con pinceladas de originalidad encomiables, lo personajes, delicadamente bien trazados, no caen en la exageración ni en la melancolía pubescente que a veces parece saturar el mercado de las "novelas gráficas", y aporta considerables grados de originalidad en el aspecto formal sin parecer pretencioso. Vaya, por lo menos es recomendable... Me parece que me he vuelto a enrollar, lo siento. Si eso, eliminas el comment, no problem :-) Creo que puedes hacerte con una preview del cómic en la web de Fantagraphics. No sé si tienes que hacerte miembro del club o no...

Saludos varios-

pepo dijo...

¿Eliminar el comment? Mí no comprender, Gabi...;-)

Punch, sobre la edición te diría que es estupenda, y la rotulación y la traducción (Óscar Palmer)
también, pero resulta que edita Astiberri y esto que decimos aquí es público y según para quién se puede leer como un "peloteo" hacia la editorial donde publico.

En cambio, puedo decir sin miedo que la edición de Sinsentido del cómic de David B. es, como siempre, impecable.

FUN HOME, ya que estamos, lo publica Mondadori, y han cuidado también su edición,
empezando por el currazo que se han pegado los rotuladores.

headsOnBoards dijo...

Me alegra un montón saber que se han preocupado de la rotulación. Para serte sincero, suelo comprar las versiones originales en detrimento de las editadas aquí por este motivo (entre muchos otros, claro) A mí me encantá Kim Deitch, por ejemplo, pero cuando ves la edición española con esa rotulación mecánica... y el papel brillante... brrr! Me entran escalofríos de pensarlo, tío... de verdad... con el corazón en la mano...
No sé que editorial la publicó, por cierto, así que lo mismo meto la pata hasta el fondo...

Señor Punch dijo...

"se puede leer como un "peloteo" hacia la editorial donde publico"

jeje... sí, bueno, ya se sabe que hay cosas de la red que a veces es mejor tomar a cachondeo. Lo que está bien, lo está, punto.