viernes, diciembre 05, 2008

LES FALTA FONDO PARA CONTINUAR.

Tras una extensa clase con ejemplos y lecciones, compartió un anécdota sobre el éxito que alcanzó una de las series de cómics creadas en Francia sobre un grupo de psicópatas que quieren matar a Hitler, un tema lo suficientemente potente y atrayente sobretodo para Europa, pero que, a pesar de haber tenido una gran cantidad de ventas en sus primeros números, fue decayendo rápidamente porque el relato trataba sobre la locura colectiva y éste tema no era en sí una provocación. Vehlmann recomendó que no hay que dudar en atraer al lector de una forma fuerte, pero sin sacrificar el relato por este objetivo. Comentó que en Francia, usar el impacto en la portada, es el único medio para sobrevivir entre tanta novedad. Normalmente allí se ofrecen casi 4000 novedades al año, lo que significa que ni los libreros tienen tiempo de leer todo, pues reciben 400 al mes.

Según explicó, un gran editor considera solamente rentable a una serie que tiene a partir de 15 mil ejemplares vendidos, lo que significa que la serie es viable a largo plazo. Pero algunos editores en Europa están acostumbrados a la curva descendente; es decir, una serie cuyo primer número puede llegar a 30,000 ejemplares vendidos porque el dibujo es muy seductor, muy atrayente, y bajar al segundo número a 20,000 y continuar bajando. Aparentemente esta figura que comienza fuerte y que baja es muy frecuente, tal vez porque son muy atrayentes, supuestamente, pero en realidad les falta fondo para continuar.


----
Resumen de la charla de Fabien Vehlmann en el Festival Mundo Viñeta celebrado en Lima, sigue en Café Cargado

3 comentarios:

Carlos Vermut dijo...

Es muy interesante. No será también que el sistema de periodicidad frances provoca que el lector pierda el interés cuando las historias tipo "continuará" salen cada año?

A mi eso me pasaba un poco con "Isaac el pirata". que independientemente de la calidad del dibujo y la historia, acbaba perdiendo el interés.

pepo dijo...

No es el ejemplo que eligiría yo... el último Isaac por ahora , el quinto, me parece de los mejores, y espero seguir leyendo la serie cuando Blain la retome. Lo que sí está claro es que en Francia el formato serie, que es el que prefieren los editores, impone a veces la continuidad de la historia de modo forzado y artificial.

Carlos Vermut dijo...

Digo que en el caso de Isaac, como en el de otros muchas series con cotinuidad, creo que la periodicidad francesa ayuda a que se pierda el interés en cierto grado. Independientemente de la calidad de la serie en sí.