sábado, abril 26, 2008

NO SERÁ SIN CITY, Y SERÁ A TODO COLOR.

A MIS LECTORES

Ha habido mucho jaleo en la blogosfera de cómics sobre mi película de SPIRIT. En gran parte justificado, en gran parte esperado y, en gran parte para mi agrado, ha habido jaleo. Algunos lectores de cómics están aterrorizados de que THE SPIRIT sea una repetición de mi SIN CITY. Otros discuten sobre los cambios a negro del tradicional sombrero, traje y máscara azules de SPIRIT. Son preocupaciones comprensibles para cualquier amante de la obra maestra de Will Eisner. Aprovecho esta oportunidad para abordar esas preocupaciones. Con recogijo, aprovecho esta oportunidad.

THE SPIRIT es, en cada esfuerzo que vierto, no tanto un monumento oxidado y polvoriento al trabajo de mi querido Mentor, como una extensión de lo que sé que había sido el propósito principal de Eisner: crear algo nuevo, ingenioso e inventivo. Eso es lo que él hizo. Es lo que estoy haciendo.

Sólo se parece a SIN CITY en que yo soy el director y, sí, vale, tengo mis maneras de hacer las cosas y mis inclinaciones. Afortunadamente, soy capaz de discernir tres inclinaciones importantes que comparto con el Maestro. Ambos amamos las buenas historias. Ambos amamos New York City. Y ambos amamos las mujeres hermosas.

(perdonad por favor, mi uso constante del presente en las referencias a mi querido amigo. Su fuerza creativa, su fuerte personalidad, permanecen tan poderosamente en mi mente que a menudo no puedo pensar en Will Eisner como un hombre que nos ha dejado)

Y ahora, lo del traje azul.

Los comic books han tenido una larga tradición basada en las limitaciones de la impresión pre-digital. (...) La mala impresión en papel pulp es la razón por la que era necesario que todo superhéroe tuviera su emblema impreso en el pecho, y que todo lo que era negro fuese impreso en azul. De ahí el absurdo pelo azul de Superman. Y el sombrero azul de Spirit, la máscara y el traje.

En las pruebas -e hicimos muchas- el azul hacía parecer a Spirit como un invitado poco afortunado de una fiesta de Halloween. El hacerlo negro nos devolvía su misterio esencial, su atractivo similar al del Zorro. Eso también hace que la corbata roja se vea muy, muy cool. Así que hice la llamada, con todo el respeto a la creación de Eisner, y más importante, a lo que yo percibía como su intención subyacente. Como dije, mi deseo nunca fue seguir servilmente las reglas de impresión de los 40 hasta la inconsciencia camp, sino reintroducir la creación de Eisner, a través de la tecnología moderna, en nuestro atrevido nuevo mundo.

¿THE SPIRIT como una especie de regreso a SIN CITY? No, SIN CITY es mi propia criatura, amigos, y su aspecto es así por sus propias razones. THE SPIRIT es, y siempre será, el SPIRIT de Eisner. Cualquiera que me haya visto en el plató puede atestiguar que muy a menudo yo dibujaba el storyboard para cualquier plano primero tal como yo lo veía, y luego como Will lo hubiese visto. Y en todos los casos, lo hicimos con la que yo veía como la versión de Will.

Para volver al punto de partida, THE SPIRIT, a pesar de cualquier impresión accidental que haya podido dejar mi agresivo trailer, es una película a todo color. SIN CITY -y espero hacer una trilogía de ella, contra viento y marea- es, visualmente, una casa de juguete para el blanco y negro.

THE SPIRIT está siendo una gran aventura, una que me está haciendo amar el mundo de los cómics más que nunca.

Confío en que va a ser una gran película.

Frank Miller









(gracias, Juan Carlos)

36 comentarios:

Styx dijo...

Sólo dos cosas:

1) Lamentablemente, Eisner no está aquí para dar su opinión.

2) Si se trata de películas tan distintas como Miller se empeña en decir, ¿por qué narices se parecen tanto? Desde los carteles, a los efectos especiales, todo tiene un tufo a Sin City y 300 considerable. Ningún problema con contemporaneizar el personaje... entiendo que es lo que toca. Pero, en mi opinión, desgraciadamente más que contemporaneizar lo que se ha hecho es asimilar Spirit a otros productos cinematográficos de éxito. ¿O alguien piensa que este Spirit podría haber sido así si Sin City y 300 no hubieran aparecido antes? Por favor, si han usado prácticamente la misma tipografía en los carteles...

Por eso de dar imagen de marca, no sea que los que pasen por taquilla se confundan, supongo.

Celestino dijo...

Pos como los políticos, si Paquito lo dice, "Paquito for President"...imagínate como se siente el buen fan si el pavo anda soltando esto.....Y ENCIMA UNA TRILOGÍA....menuo gorrón....como pa invitarlo a tu casa

Anónimo dijo...

me parece que la trilogía es de Sin City, que es suya...

carlos maiques dijo...

Wachowski:

The Invisibles/ The Matrix, From Hell, V de Vendetta,Speed Racer...

Singer, Snyder, Del Toro, Favreau, Jackson...

Watchmen. Nunca pasa nada. La película de Tintín y las naranjas azules ¿será mejor o peor que la de Spielberg, era necesaria esta segunda versión, o la cuarta de Indiana Jones será como La jungla 4.0?

No olvidemos que antes de Sin City, -sin hablar de Robocop, FM dio por buenos los casting y preproducciones de Daredevil y Elektra, cosa que personalmente me parece peor que pegarse un tiro en la pierna, por lo que tiene de quemar personajes: ya ocurrió de Batman y Robin hasta Batman Begins, es decir, pueden volver a la carga.

Lo malo es que la calidad original no tiene porqué repetirse, como lo prueban el Blueberry de celuloide y tantas otras. Al final, por ejemplo, la mejor adaptación de El corazón de las tinieblas no es la de John Malkovich/Roeg, si no el redux de Coppola.

¿A color? A ver qué pasa...

Bruce dijo...

A mí me ha convencido,le daré el beneficio de la duda

Erredé dijo...

para mí que se está curando en salud pensando en la que le va a caer.
ya veremos cuando se estrene pero de momento todo lo visto apunta a Sin City

pepo dijo...

"¿A color? A ver qué pasa..."

Es que el trailer es a color. Si se ve en alta definición se nota mejor, en la web oficial puede bajarse. Por ejemplo, los gatos del cementerio de Wildwood del principio son a todo color, y la piel de Gabriel Macht (actor que por cierto estaba espléndido en UNA CANCIÓN DEL PASADO, aunque la película no me gustase mucho) también se ve a color. Precisamente el trailer juega al contraste entre esas partes a todo color y los decorados más "gráficos" en blanco y negro de cine.

De todos modos, y comentarios lógicos aparte de frikifan, yo también lo soy de Spirit, no nos olvidemos de que el trailer no es la película. Aunque nos guste el trailer, la película puede ser una cagada. Y aunque no nos guste el trailer, la película puede estar muy bien.

De momento, la semana que viene estrenan Iron Man...

carlos maiques dijo...

Si el trailer de Captain Thunder es inversamente proporcional a la calidad del ¿futuro? filme...

GO dijo...

¿y si esperamos a ver la película?

Ya que habéis empezado por ahí, me sumo yo:

La mejor película de SIN CITY es PAYBACK.

La mejor película de JUEZ DREDD es DEMOLITION MAN.

La mejor película de CONSTANTINE, es EL CORAZÓN DEL ANGEL.

Suele suceder.

Celestino dijo...

De puta madre go....

carlos maiques dijo...

Buena idea GO...

Más que Payback, A quemarropa. Cómo se las gastaba Lee MARVin, ¿no?

Ahora no puedo, pero voy a revisar el cajón de narrativa comparada, a ver qué sale.

¿Alguien ha visto The Fountain, la peli de Aronofsky? ¿Está bien?

pepo dijo...

Carlos, si pinchas en las imágenes que he subido del trailer en alta resolución, veras lo del color.

carlos maiques dijo...

Ok, Pepo. Gracias por el aviso.

Anónimo dijo...

"La mala impresión en papel pulp era la razón por la que era necesario que todo superhéroe tuviera su emblema impreso en el pecho, y que todo lo que era negro fuese impreso en azul. De ahí el absurdo pelo azul de Superman. Y el sombrero azul de Spirit, la máscara y el traje."

Esto no lo entiendo, que alguien me lo explique, por favor. O sea, la mala calidad de impresión hacía que lo que era originalmente negro se imprimiese en azul
¿Y lo que se imprimía como negro a que color correspondía?

pepo dijo...

FM no lo explica muy bien del todo, pero creo que se refiere a que era tradicional en el comic book (y no sólo en el comic book, claro) representar las cosas oscuras que necesitaban volumen (pelos del personaje, abrigos y ropas negras, etc.) manchando con la tinta negra zonas oscuras pero dejando partes sin manchar que luego se coloreaban con azul. En el logo de SPIRIT SECTION que hay colgado en el post hay una muestra precisamente de eso. Y el pelo de Superman, o del mismo Spirit, en efecto, se coloreaba también de azul. Lo que pasa es que la unión de ese color azul con las manchas negras de tinta pelo ya le hacía al lector interpretarlo como "pelo negro" (y no azul).

En realidad suena a justificación de la decisión de sacar a Spirit en negro en vista de las "protestas", pero, pero vaya, me parece interesante el tema, en general. Porque es muy curioso que, según el objeto representado, el lector podía interpretarlo como "azul" o como "negro. Compruébese en esta muestra.

Todo esto ya al margen de la decisión de la película. De todos modos, ver si pronto podemos ver esas pruebas que hicieron con el traje azul, ya por curiosidad.

Anónimo dijo...

En Alpha Flight, Aurora y Estrella del Norte tenían el pelo negro sin azul...

pepo dijo...

Hombre, claro, y en tiempos más recientes a Superman le coloreaban el pelo de gris. Pero fíjate de qué color le ponían al indio.

Hablando de: marrón para representar el pelo castaño; azul para
el negro. Y yo con estos pelos...

PapáCairo dijo...

FM se lo debe de estar pasando de puta madre, danzando al ritmo que más le gusta y sobrándose 10 pueblos cuando da lecciones sobre el cómo lo haría el maestro, y mientras el fandom alborotado, la mitad por inquinas que nada tienen que ver con el personaje y la otra mitad por miedo legítimo al destrozo que pudiera avecinarse.

Por mi parte, cada vez tengo más ganas de ver la hipérbole milleriana del Spirit porque lo que estoy viendo me gusta y asusta a partes iguales y eso provoca que mi curiosidad se dispare.

Lo que tengo claro es que si quiero el Spirit de Eisner ya tengo el tebeo.

PapáCairo dijo...

Por cierto Pepo, leído el DK2 y es una puta Obra Maestra

pepo dijo...

Sí, es mejor aún que el DK1. Me alegra mucho ver que, poco a poco, el tiempo (la gente, los lectores, vaya) lo están poniendo en su sitio.

Fox dijo...

¡Diox! Eso si que no me lo esperaba. ¡Sacrílegos! xDDD

No, lo cierto es que el DK2 nunca me pareció tan desastroso como decían: de hecho gana mucho en su segunda lectura. Pero el DK original me sigue pareciendo la obra más perfecta de Miller como autor completo.

FOXXXXXXXXXX

carlos maiques dijo...

Uff.¿Mejor que el DK1, porqué no sólo diferentes?
Estoy seguro de que tiene diferentes ánimos lectores. Personalmente me gusta el pasote que se pega en el DK2, pero está desbarrando tanto ( y se le nota a gusto, ojo) que uno se queda con la sensación de caída inminente en el abismo. Lo más interesante de este cómic, en mi opinión, y puede que la de otras personas, es lo desastrosamente "mal" que está dibujado, y por otro lado, lo fenomenal del ritmo que consigue -lo que viene a decir, claro, que está muy, pero que muy bien estructurado su ritmo de lectura- Sin saber cómo son sus bocetos o stories para las películas, me da la impresión que a Miller ya sólo le preocupa el ritmo, (por lo que la pérdida de calidad en el trazo de personajes, encuadres o fondos en DK2, no es, contra lo que pudiera parecer, y ese es su mérito, una merma, si no un turbo-compresor triple seco de lo que se cuenta) y es, por tanto una consecuencia de pura lógica el dedicarse al cine para él ahora mismo. Espero que le salga bien, por supuesto.

Lo que echo de menos en los últimos quince años de sus trabajos, más o menos, es que palabras como matices o sutileza parecen haber salido por la ventana para siempre (y Spirit algo tiene de sensibilidad no tan "in your face"). La imagen de una manzana verde gritando en una cocina es muy lograda para expresarlo.

The blind Spirits of Sparta...

pepo dijo...

A mí DK2 me parece bien dibujado (salgo alguna viñeta o secuencia concreta) ya desde el dibujo de fondo (si te interesa, mírate los bocetos que vienen en la edición Absolute). Que el acabado sea tan radicalmente "descuidado" (entrecomillo porque es un acabado pensadísimo) sólo es expresivo de la intención que tenía a la hora de lograr determinados efectos en el lector, como tú apuntas. Por supuesto, sólo un maestro y alguien cuyo status en la industria se lo permite, se atrevería a dibujar un tebeo de superhéroes con un acabado tan radical como el DK2 (toda una declaración de principios teniendo en cuenta el acabado de los tebeos de superhéroes de hoy día).

Para mí DK2 sí es mejor que el primero. Lo es porque en DK2 Miller ya es un artista único, ha integrado todo su aprendizaje e influencias y no se parece ya a nadie. YA no le hacen falta las muletas ni los recursos obvios de por ejemplo, Eisner (que usaba a porrillo en DK1), y la narrativa no se parece a nada, no es americana del todo, no es tampoco europea, no es manga, es una mezcla de todo eso que ha salido de su cabeza después de ir probando muchas cosas en diferentes tebeos. Por otro lado, también me asombra mucho su capacidad en DK2 para condensar una larga tradición de superhéroes DC (especialmente de la Edad de Plata DC), hacerla suya y sacar algo nuevo de todo eso.

>>Lo que echo de menos en los últimos quince años de sus trabajos, más o menos, es que palabras como matices o sutileza parecen haber salido por la ventana para siempre (y Spirit algo tiene de sensibilidad no tan "in your face"). La imagen de una manzana verde gritando en una cocina es muy lograda para expresarlo.>>

Bueno, es su opción no realista, como de fábula mítica y muy a menudo de cartoon. Una de las cosas que más curiosas me parecen es que haya tantos amantes de la historia del cómic que le echen en cara -a partir de un determinado momento- esa falta de realismo, de matices y de sutileza. Cuando precisamente lo que hace Miller es reivindicar esa tradición "banal" de gran parte de la historia del cómic (la explicitud, los brochazos, la falta de sutilidad, lo didácticos que eran la inmensa mayoría de los tebeos hasta al menos los años sesenta; no sé si me explico) y llevarla a otros terrenos, otros temas, otros lugares de expresión. Para hacer de esa tradición del cómic (esa forma chusca y directa de explicar las cosas de tantos tebeos de antaño) algo capaz de contener dobles lecturas y de expresar mucha más chicha, temas adultos, etc. A mí esto es lo que más me fascina de Miller desde Sin City. Ojo, no estoy diciendo que siempre le funcione el experimento, y también es lógico porque es un experimento arriesgado. Hay Sin Citys donde se pasa tantos pueblos con el brochazo que cae en la parodia del género negro y en la propia autoparodia (le pasa también en momentos de 300), o bien se ven demasiado las costuras autoconscientes (es lo que me impide disfrutar plenamente de su celebrada Ese cobarde bastardo). Pero sí creo que en DK2 el experimento está muy logrado. Es esencia pura de superhéroes DC de los 60, y a la vez habla de cosas de las que jamás se hablaron en aquellos superhéroes clásicos.

Retomando tu testigo, Carlos, lo de echar de menos la sutileza del miller ochentero, estaría bien que Miller le diera de nuevo por ahí y volviera a hacer alguno de aquellos tebeos "realistas" de los 80, los tebeos de matices psicológicos y textura naturalista, que tanto añoran algunos fans. Aunque solamente fuera para ver la cara que se les quedaba a los que piensan que este hombre, pobrecillo, de repente un día se levantó de la cama así como tonto perdido.

pepo dijo...

De todos modos, es hablar por hablar porque me temo que tardaremos en ver nuevos tebeos suyos. Creo que a este hombre todavía le queda un buen rato en Hollywood.

carlos maiques dijo...

No sé de qué año es la crítica, pero si no me equivoco salió en un Urich de la maricastañah (1984?). Puede que fuera Enrique Vela, no lo sé: hablaba de Ronin y del Thor de Walt Simonson. Y no se ponía de acuerdo con cuál de los dos era la versión definitiva -para la época- de lo que era el espíritu de los cómic books Marvel de los sesenta. Recordarás que durante unos años se puso de moda hablar de por ejemplo, una película como un thriller "químicamente puro". Qué es un epígono puro no lo sé, pero siempre hay apuestas...

La revisión efectuada en DK2 tiene mucho encanto, como, sin ir más lejos, la muerte con un rugido shazámico del Capitán Marvel. Otros momentos me resultan grotescos, como cuando la hija de Clark Kent grita eso de Light my fire, pero a esas alturas, se ha ganado todo su derecho Miller a ser (muy)hortera, y a mucha honra.

También he escrito "mal", entrecomillado al hablar de su dibujo. En el fondo, esta reivindicación del "nonsense" sí es muy Silly Symphonies, es bien cierto. Por desgracia, tengo la intuición, y de verdad espero equivocarme, que FM ha perdido capa tras capa en el dibujo, lo que si ha reforzado -y cómo- su narrativa, pero después de DK2 le costará mucho hacer algo "a la antigua". Se apoya tanto en algunos recursos que uno no puede evitar pensar que se trata de un doble juego. Por un lado, una técnica increíble y completamente personal, por otro, algo de inercia -casi inevitable con las carreras de larga duración, pero que no me toquen el Twilight de Cahykin y García López, por favor-.

Si en otro post he citado a Barry Windsor-Smith, es por sus historias de Weapon-X, los Daredevil con Ann Nocenti, y otros. La saturación del estilo coexiste con páginas y encuadres de gran calidad, como en ejercicios al límite. Después, todo va cuesta abajo. Lo que no hace si no recordar lo difícil que en realidad es hacer cómics.

Love&Rockets.

pepo dijo...

>>pero que no me toquen el Twilight de Cahykin y García López, por favor-.>>

¿???
ja, ja, es que me ha hecho gracia, no sé a qué viene esa cuña. A mí García López me gusta mucho, una especie de Adams-Andru-Kane que reune virtudes de esos tres maestros. Chaykin antes me gustaba también, pero cada vez menos con las relecturas a lo largo de los años. ARMA X me encantó en su momento, me pareció de lo mejorcito de BWS, con aquel dibujo tan expresivo en sí mismo, aquella falta de argumento clásico y cerrado, etc., la narrativa no convencional a la que supongo te refieres, las imágenes tan expresivas en sí mismas, etc. pero no lo he vuelto a releer. A ver si lo hago.

Y por cierto que antes se me ha olvidado mencionar un recurso vital del Miller post-Sin City: el uso de personajes sin verdadera psicología, que era algo TÍPICO del cómic clásico y desde luego del cómic clásico de superhéroes.

carlos maiques dijo...

Bueno, era un guiño, ya que estaba recordando cosas del Urich, en el Francisco Naranjo hablaba de perros verdes en Norteamérica, como Matt Wagner, Bill Watterson o Kyle Baker, del que decía algo así como "pero que no me toquen Why I hate Saturn, la comedia de mi vida".

Descomprimir, y recordarme que todo esto no deja de ser una opinión, y que lo que escriba no cesa de estar condicionado por mis afectos -sobre todo los involuntarios- Sólo eso.

Si tienes alguna vez tiempo, los temas que apunté en otro post estaría bien discutirlos, porque, ahí, me parece, y no el descalabre acertado, brillante o no, de los homenajes a épocas pasadas es donde se la juega el medio (otra opinión como cualquier otra, por supuesto) Reivindicar cada cierto tiempo, coincidiendo con los salones, como hace cierta prensa la frescura, la introspección o la profundidad, desperdigados en distintos géneros, es casi lo mismo que compilar un especial "Chicas en el rock", una cuestión de actualidad o moda, que simplifica demasiado el asunto. Si de verdad asumieran casi todo lo que dicen, la literatura desaparecería siendo sustituida por la inusitada densidad conceptual y estética a la que llega en ocasiones la historieta, pero, claro, sólo se dice una vez al año. Si por ejemplo, ahora "tocan" las novelas gráficas, la consecuencias inmediatas serán menos comedias, más dramatismo y seriedad, asociadas con la palabra "novela". El arte contemporáneo no escapa en absoluto de estas chorradas: ahora se lleva el dibujo, mañana, la propagación viral en red, pasado mañana, cualquier otra cosa. Shazam.

Anónimo dijo...

la peli no sé cómo será pero el trailer pone mucho mie di tor.
k.b.

Celestino dijo...

Hostias, a mí si me mola bastante el dibujo del DK2 (de lo más logrado de ese regreso al dibujillo de Ronin sin ganas claro) pero NO.....de hecho ya sé que será cuestión de gustos pero me acabo de quedar flipando tras leer estos comentarios para mí es una de sus peores obras.....de verdad os mola?....porqué?

pepo dijo...

Pues yo ya he intentado argumentar por qué sí me gusta. ¿Por qué no te gusta a ti?

pepo dijo...

Además de los argumentos más o menos razonados, me lo pasé muy bien leyéndola, me divirtió mucho, más que cualquier tebeo reciente de Miller.

Celestino dijo...

Bueno Pepo, es una cuestión de gustos….todos los tebeos son bonitos….pero algunos lo son más que otros….y suelen ser esos que enseñas habitualmente como clásicos aquí…..
Yo echo de menos a ese Miller 80’s que salvo en algunos Sin Citys (entre ellos los primeros y precisamente el cobarde bastardo) o en 300, ya no se ha vuelto a repetir…. esas obras que han tenido éxito y le han vuelto a poner en su sitio no lo han hecho porque si, si no porque tienen el mismo sello que diferenciaba un tebeo suyo de la basura corriente y moliente que el sistema nos ofrece…que si, que todos son tebeos y que son mu bonicos….. pero que hay autorazos que se diferencian de los demás y que son inimitables porque tienen algo propio, personal e intransferible…..y lo reflejan en algunas de sus obras…..El sello de Miller era la neurósis que aplicaba plano a plano en su narrativa y sus historias… esa visión realista violenta y urbana aplicada a los comics….no hacía falta que te gustaran los superhéroes para disfrutar de Dark Night o de Born Again….ni tenías que ser fan de la cifi para flipar con Martha Washington o Hardboiled….eran genialidades y punto….trascendían a su género.....luego se puede entender que hay trabajos que son como timos, cosas meramente alimenticias, se hacen por comer, por hacer un negocio y se venden gracias al nombre del autor y punto….el sistema siempre saca réplicas de los originales pero sin los valores que estos transmiten (Eisner ya hablaba de ello en el soñador)…y si hay algo peor que una réplica es un gran autor que se aprovecha de su nombre y estafa a sus lectores con una mala obra…Mi primer argumento sería que la historia es muy mala y que es un lío….joder, espantosamente mala y sin pies ni cabeza….aburrida, pésima y al nivel de una historia de las malas de su época…..la prueba es que se la das a leer a alguien que no esté metido en el mundillo y no entiende nada….solo se acuerdan del polvo de Superman con la wonder….el dibujo me mola (sin ser la puta caña, no hay casi ningún fondo ni perspectivas dibujadas y la mayoría son figuras sueltas (maravillosamente dibujadas pese a su sencillez) que danzan a través de splash pages sin ritmo narrativo rodeadas de un color loquísimo sin orden ni concierto, que si me gusta como rareza, pero nada más) la carencia de crítica social o de planteamientos adultos es total…(sólo esa metáfora del presidente USA pixelazo y ya….)…..es un trabajo que da dolor de cabeza y no se puede leer seguido…..has de hacer pausas porque la narrativa no engancha….lo siento pero NO….habría estado bien para un Mad man o para visión particular de la liga de la justicia o para ilustrar un guión del Mcfarlane…..no para El Señor de la noche…..si no se entiende lo que quiero decir o cual es el Miller que me gusta, bastará con echar un vistazo a su primera obra maestra (un subproducto del psicoanálisis y el primer trabajo que yo leí de él y además el primero que hizo con la Varley….hablo de RULETA de Daredevil)…..DK2 es todo aquello contra lo que se quejaba el joven Miller…..aquel género de Superhéroes y violencia con el que alienaba a los niños y por el que intentó dejar el comic de Superhéroes….hoy día un estilo de vida caro le obliga a hacer DK2 porque es dinero rápido….y mejor no pensar lo que hará ahora que se ha pasado al cine…..y eso Pepo, con todos mis respetos esos son mis argumentos….claro que sólo es mi opinión….

pepo dijo...

Celestino, a mí me encanta también el primer Miller. Lo leí de chaval, fue una de las razones (junto a, precisamente, el Spirit de Eisner) por la que me aficioné a los tebeos e incluso quise hacerlos, dibujarlos. Todo lo que dices de Miller, vaya, del DD de los primeros 80 y Ronin a los guiones para otros, como Hardboiled (que me encanta). Sin embargo, todo eso quedó atrás para él porque se metió a probar nuevas cosas, nunca se ha repetido demasiado (salvo en algunos Sin Citys).

DK2 no me parece ni dinero fácil ni hecho con el piloto automático .Es un tebeo difícil de hacer precisamente por todo lo que no te gusta y a mí sí, por la narrativa radical y extraña, por el ritmo, por el mogollón de personajes que maneja a la vez, por la simultaneidad de acciones en cada página, las distintas voces de los personajes... y el color de Lynn Varley, una de las mejores coloristas de la historia, es ya el auténtico pasote del siglo,en creatividad, originalidad y en pasarse por el forro todas las reglas, incluidas las del "buen gusto". Ella también es una artistaza e inventa su propio mundo del color. Aquí evocando los colores chillones de los superhéroes clásicos, pero hechos con degradados y filtros de Photoshop). Hay una cosa que me parece que no te gusta del DK2, eso he entendido, y es la reinvidicación del género de superhéroes "tontorrón" clásico... Es lo que a mí me gusta precisamente. Es como si FM se hubiese hecho mayor y ya no necesitase aquellas justificaciones "adultas" y graves de los superhéroes en DK1 (que por cierto ha sido durante años mi tebeo favorito de toda la historia, el number one), sino al contrario, retomar esa larga tradición loca, delirante y humorística (DC Silver Age) y no avergonzarse de ella. Normal, es que no es para avergonzarse de ella, a mí cada vez me gustan más aquellos viejos tebeos infantiles. No hay nada de que avergonzarse en ellos. Eran imaginativos y estaban llenos de humor y fantasía.

Sin embargo, los temas en DK2 siguen siendo los mismos de Miller (y parecidos al DK1), aunque ahora los exponga de otra forma, y el tono no sea ya grave como en el DK1 sino humorístico y ligero (el contraste a veces entre el tono "ligero" y las burradas que pasan en la historia me gusta también mucho). Tienes presidente USA virtual, como tú mismo has dicho, tienes megaempresario criminal que gobierna en la sombra, tienes llamada a la revuelta social para cambiar las cosas mientras la gente está distraída y atontada con las tendencias y las modas (al margen del DK2: me parece que esas revueltas no van a tardar en la realidad si la cosa va hacia donde parece que va, pintan bastos en la economía mundial), tienes a Batman diciéndole a Flash que se pasaron todas sus carreras mirando en la dirección equivocada, persiguiendo al enemigo equivocado, chorizos y ladrones de poca monta, mientras "los auténticos monstruos se hacían con el poder sin oposición alguna"... Tienes un ataque masivo que arrasa Metrópolis (o sea, NY) a cargo de Brainiac (que está al servicio del meempresario criminal), tienes a una isla arrasada por un ataque militar ordenado desde el gobierno (controlado por el megaempresario), tienes a superhéroes discutiendo de política en la tele (Flecha Verde el comunista contra Question el individualista randiano), tienes a los héroes mofándose al final de los políticos (en las últimas páginas sale Flash poniendo cuernos por detrás a Rumsfeld y luego a John Ashcroft, ambos caricaturizados), tienes uno de los mejores finales que he leído en muchos años en un tebeo, y ahí ya sin coyunturas políticas, tocando la fibra humana universal de una manera tan sencilla y sublime, diciendo tanto sin decir prácticamente nada, una poética que tiene poco que envidiar a mi juicio a los grandes del cine y la literatura... En fin, tienes cantidad de cosas ahí. Lástima que no te haya gustado.

John Space dijo...

?Cómo habría sido el DK2 si no hubiera habido 11-S? Según David Hernando (cachis, no tengo el libro a mano), esto influyó mucho en el número final de la serie.

WWfan dijo...

DK2 es una caca de la vaca, y me gusta más por ejemplo, la fábula del Rey con el traje invisible.

punkito dijo...

Caca, culo, pedo, pis.
Caca, culo, caca, culo, caca, culo, caca, culo, pedo, pis.