viernes, abril 11, 2008

DECEPCIONADO

Alan Moore dice en una entrevista a ADN que los ochenta fueron una época espléndida para el cómic, y que está decepcionado con los cómics que se hacen ahora porque los ve vacíos de contenido. Sin embargo, en la misma entrevista confiesa que hace años que no lee tebeos salvo los de sus amigos.

10 comentarios:

AnnieChristian dijo...

¿Pero alguien conoce a algún autor de comics que los lea? Es que después de escuchar tantas veces lo mismo, ya parece una respuesta de "manual de autor de comics".

¿Se imagina alguien lo que se pensaría si en cualquier profesión alguien dijese algo parecido? ¿Doctor, lee libros de medicina? Qué va, yo sólo poesía y literatura del 19...

Juan Ignacio M. dijo...

Estas declaraciones me suenan bastante a unas que copiaste aquí hace unos meses de Carlos Giménez, que si no recuerdo mal venían a decir más o menos lo mismo: "yo no leo nada de lo que se hace hoy en día, pero puedo asegurar que es muy malo" (puede que me confunda con una charla que dio en Murcia, en que volvió a expresar dicha idea y en que demostro un desconocimiento total del medio actual).

Creo que parece claro que este tipo de declaraciones de descalifican por sí mismas, pues incluyen una contradicción en su interior.
Quiero pensar que no es que tengan el gusto "extraviado" sino que, a día de hoy, están buscando unas historietas que no existen pues, supongo que por fortuna, el medio ha evolucionado y no se crea hoy siguiendo los mismos esquemas que hace 20 años (no digo si mejor o peor, pero sí distinto).

Lo que me parece más preocupante, no es tanto que autores de reconocido prestigio (y casi mitos) desdeñen toda la producción actual (¡allá cada uno con sus gustos y con la forma de emplear su tiempo!), sino que como creadores afirmen, casi con altanería, que no leen nada!!!
Y es algo que no es díficil de oir a multiples autores, no solo a Moore.

¿os imaginais a un escritor literario diciendo que no lee ningún libro actual o a un director diciendo que no ve ninguna película?
Ojo, que es "ninguno" o "sólo los de amigos". Sería aceptable (desde mi punto de vista) que dijeran que lee muy poco de lo actual, porque le interesa poco, que a él le interesan los clásico, releer a Proust y Joyce,... pero alardear de total desconocimiento de lo que se escriben hoy en día son palabras mayores, y que dirían poco del medio.

Pues, en cómic se hace, y por parte de los grandes. ¡Cuanto camino queda!

Listo Entertainment dijo...

los dibujantes de cómic son así:
http://listocomics.com/40-dibujantes-de-comics/
o no?

Bruce dijo...

Se supone que leerán libros en vez de comics

lenin dijo...

Ay, qué mala es la vejez... a mí me parece mucho más graciosa la respuesta del cineasta Robert Bresson, que a sus 82 años decía "me interesan mucho los directores jóvenes, pero no he tenido tiempo. Me he propuesto tener mayor contacto con ellos, por que recibo muchas cartas y llamadas."

Ahí queda eso!

pepo dijo...

"los dibujantes de cómic son así:
http://listocomics.com/40-dibujantes-de-comics/
o no?"

ja, ja, muy cachonda la tira.

mefisto dijo...

si no recuerdo mal Gipi era otro que decía que no leía cómics, y eso que creo que él no es tan viejo .
Y para mí desde luego ya está entre los grandes (por sus cómics, no por lo que dice)

Anónimo dijo...

¿La nueva ola de la novela gráfica de ahora la ve vacía? Si le da varias vueltas a la generación de los 80, por favor.

Anónimo dijo...

Hooombre... Si yo creara historias con alguna intención transformadora o inclinadas hacia la imaginación creativa y viese que no han servido más que para que la aleta caudal del pescado artístico bregara un par de minutitos contra la corriente del entretenimiento también me sentiría decepcionado.
¡Resulta increíble la cantidad de fusiones entre distintas versiones del tarot que ha empleado en Promethea! No sé si tienen sentido pero me resultan evocadoras de la creación como modelo de acción. Creo que Alan Moore está a puntito de desaparecer y no volveremos a verle hasta que alguien nos anuncie su muerte.
Apuesto cinco euros a que muere con 91 años.
Ismamelón IV, el pequeñito faraón.

Anónimo dijo...

Yo sí leo comics actuales y sin embargo comparto la impresión de Moore.
Veo en el comic actual una tendencia basada en desarrollar el lenguaje del comic, en la técnica, pero no en el fondo, ni con inquietud por contar grandes historias. Veo gente más interesada en impresionar a sus colegas que en cautivar al público. Como mayor exponente de esto pongo a Ware.

Hace 14 años yo tocaba en un grupito en el barrio. Yo era el que peor tocaba. Todos estabamos escuchando de todo (y a gente muy buena). Dos años después las conversaciones entre nosotros terminaron siendo realmente aburridas. Básicamente mis amigos estaban todo el día mirando aspectos técnicos de grupos que nos gustaban. Que si tal tema se tocase en Re sonaría mejor, que si a tal tema le pegaban dos guitarras y no una. Que si tal grupo estaba superado porque no estaban del todo coordinados. Al final tocaban pensando en lograr el respeto de los músicos que nos escuchaban, no del auditorio.
Al final se olvidaban de que un buen rift de guitarra marca un tema. Que eso es lo difícil de conseguir. Que sobre ese rift, caben 300 iteraciones y arreglos distintos... y seguirá teniendo la misma base, que es la que sustenta la técnica (y no al revés). Que lo verdaderamente difícil es crear ese Rift de guitarra. La perfección técnica a lo Joe Satriani es ombliguista y reduccionista.

Con el comic no pasa igual, evidentemente. La técnica estaba (y está) mucho más atrasada que en la música. Pero la gente olvida buscar qué equivale a un Rift de guitarra en una historia de comics. Qué hace a un comic verdaderamente grande. Por qué comics con muchos fallos y técnicamente burdos han perdurado e influenciado mientras que otros comics de su tiempo, técnicamente más elaborados y perfectos han caido en el olvido.

Como ejemplo de Rift pongo a Miller. Este tio es técnicamente muy bueno. Pero hay muchos dibujantes con su técnica. Hay muchos que usan los mismos recursos de Miller y no le llegan a la suela del zapato. Los leo y me quedo igual. Con Miller... tiene demasiados momentos sublimes para ser casualidad. ¿Cuál es la diferencia?. Ni idea. Supongo que un gusto intuitivo en usar y mezclar algunas cosas, un imaginario propio muy poderoso y un autoconvencimiento de contar historias.
No sé ver el Rift de guitarra en comic.

Thalcave