viernes, julio 04, 2008

DENTRO DEL LABERINTO

Tengo sobre la mesa varias lecturas pendientes porque en estas semanas de "fin de temporada", curiosamente, han aparecido por sorpresa un buen número de novedades a priori interesantes. Una de ellas es la nueva edición (Ponent Mon) en formato novela gráfica -ya apareció así en su día en los USA- de una obra que ya editó en su día La Cúpula serializada en dos tebeos de grapa, en la colección Brut Comix. Me refiero a EL PLAYBOY, de Chester Brown, uno de los tebeos confesionales que abrieron la nueva ola del cómic autobiográfico de principios de los noventa y que en su momento me descubrió al autor canadiense. No sé qué tal habrá resistido "el paso del tiempo" (lo que significa en este caso mis gustos como lector, el que era cuando lo leí por primera vez, y el que soy ahora) porque en su momento me impactó bastante, pero lo descubriré en breve porque es el siguiente tebeo de mi lista. Antes voy a leer BUÑUEL EN EL LABERINTO DE LAS TORTUGAS, lo nuevo de Fermín Solís, un libro primorosamente editado (también en formato NG, sí ;-) por Editora Regional de Extremadura. El tebeo es, básicamente, leo en la solapa, una recreación ficcionada del rodaje de Luis Buñuel durante 1932 de LAS HURDES, TIERRA SIN PAN, y así a vista de pájaro me da la sensación de ser la obra más ambiciosa y densa de toda la carrera de Solís.

El tercer tebeo, este lo tengo empezado, es EL MANUAL DE MI MENTE, un contundente recopilatorio (con algunos extras) de diverso material de Paco Alcázar, desde TODO ESTÁ PERDIDO (1997-2001) para acá, lo que incluye un buen montón de historietas e ilustraciones publicadas en diversos fanzines y revistas como El Víbora. Ideal para comprobar retrospectivamente la evolución creativa de (creo) uno de los autores más interesantes del panorama actual de nuestro país; la realidad cotidiana filtrada a través de un viscoso mecanismo blanco hasta dejarla "irreconocible". Hay más tebeos que caerán (el otro día Judith me recomendaba intensamente el nuevo volumen de LOS MUERTOS VIVIENTES, una serie con la que creo que me estoy perdiendo algo porque no la estoy siguiendo, básicamente porque el primer volumen no me terminó de), pero de momento esto es lo que hay sobre la mesa.

6 comentarios:

Mikel dijo...

Sobre LOS MUERTOS VIVIENTES: me parece una serie estupenda, bien narrada gráficamente, que engancha y se lee muy rápido... y eso es lo malo, porque los sucesivos tomos te van dejando en sucesivos "continuarás" que hacen muy larga la espera... de todos modos, a la altura de lo publicado en España (que es lo que yo he leído), la fórmula de Kirkman aún no da muestras de agotamiento... ¡a ver cómo sigue!

Max Vento dijo...

Por un momento la portada de Fermín Solís me había parecido de Seth .

Gabriel Corbera dijo...

A mí me paso exactamente lo mismo... Le da un aire.

el tio berni dijo...

Yo no pude pasar del segundo tomo de Los Muertos Vivientes, no me acaban de enganchar ni el tono reaccionario ni el ambiente de teleserie (dos cosas que no tienen por qué ser malas a priori, pero que aquí...)

Confirmo lo de Solís y Buñuel en el Laberinto de las Tortugas, me parece lo mejor que le he leído, sobre todo cuando empieza la parte del rodaje en Las Hurdes. Menos obvio que de costumbre, con más matices y referencias, y con un dibujo más elaborado (y no me refiero sólo al acabado).

Señor Punch dijo...

a mí Kirkman me dejó frío en Invencible, del quie leí un primer arco y lo dejé. No es malo, pero no veo que pase de correctillo. Quizá por eso lo de los zombis ni lo ojeé... que puedo estarme perdiendo algo bueno, pero ¿de verdad lo de Invencible os parece para taaaanto?

Tomás dijo...

Punch, puede que los tebeos de superhéroes de hoy sean el país de los ciegos, y por eso Invencible destaca tanto. A mí me gusta: tiene diversión, sorpresas, frescura en el tratamiento de personajes, un dibujo y color casi de línea clara, en fin, una cosa muy maja.
En cuanto a Los Muertos Vivientes, me temo que no llego a ver lo del tono reaccionario; hay personajes en el tebeo que lo son más que otros y sí, en los últimos tomos el hombre es un lobo para el hombre, pero los buenos intentar actuar como tales, y cuando no lo hacen son conscientes de ello y de cómo están transformándose en algo que no les gusta.
Ah, y no os perdáis el tomo de Silvio José de Paco Alcázar, no tengo muy claro si se distribuye en librerías, pero esta semana lo tenéis en el kiosco más cercano.