jueves, julio 24, 2008

DEL MENSAJE Y SU INTERPRETACIÓN.


No hace mucho hablamos aquí de cómo un par de historietas de Crumb aparecidas en 1993 en la revista Weirdo estaban siendo usadas como propaganda por algunos gupos racistas y neonazis. Pues bien, la nueva noticia es que dos hombres que tenían una web desde la que discutían las cifras de muertos del Holocausto por "exageradas" también habían estado usando una de esas historietas de Crumb, WHEN THE GODDAMN JEWS TAKE OVER AMERICA!, y ahora han sido condenados por un juez del Reino unido por divulgar material racista, que incluye la citada historieta de Crumb y un artículo de los años sesenta escrito por el líder del Partido Nazi Americano George Lincoln Rockwell. La cosa no ha terminado ahí, porque pocos días después los dos condenados han huido a Estados Unidos para solicitar asilo político.

( vía Flog!)

Si sigues el primer enlace podrás leer la historieta completa de Crumb. Juzga por ti mismo.

3 comentarios:

Ferran Esteve dijo...

Buenas, Pepo. Hacía tiempo que no pasaba por aquí. Muy buena la serie sobre 'el dibujo', un consuelo pensar que no saber dibujar realista es en realidad una virtud :-D

Saludos

pepo dijo...

Hola, Ferran, gracias, me alegro de volver a leerte por aquí.

DanielB dijo...

Lo que me faltaba por oir, Crumb racista, ... Crumb aparte de uno de los genios más grandes que ha dado la historieta lo que es un odiador del mundo entero, sean negros, blancos, chinos, y multicolores, si exceptuamos a las mujeres robustas de patorras y culo tremendo de esos mismos colores u otros cualesquiera. Si ya lo dice en una de sus frases más celebres en boca de uno de sus personajes anónimos: ""Las gente me pone nervioso"
No obstante los cenutrios usan cualquier cosa, detalle, frase para divulgar sus patéticas ideas, esto me recuerda a cuando estuve ne el cien viendo a Edward Norton haciendo de Nazi en la de American Hixtory X, en la escena de cuando Norton hace un mate en un partido de nazis contra negros, cuatro imbeciles rapaos que estaban en el cine se pusieron a aplaudir como becerros.