lunes, noviembre 03, 2008

LO MATÉ PORQUE ERA MÍO

Cuanto más pienso en él después de haberlo leído hace un par de semanas, más claro tengo que YO MATÉ A ADOLF HITLER es el tebeo maestro de Jason hasta el momento. Lo es desde luego técnicamente, por la construcción de la historia, repleta de giros a cual mejor encajado y asombroso, pero lo es también como expresión artística del autor. Quiero decir que es donde mejor ha logrado plasmar sus inquietudes temáticas y estéticas.

Jason (Molde, Noruega, 1965) es uno de esos autores de la actual generación europea que parte de tradiciones previas del tebeo de género -en este caso, muy claramente de la escuela de línea clara de Hergé- para convertirlas en algo muy personal que ni encaja realmente en un género determinado ni en realidad tiene mucho que ver ya con esa tradición. No se trata solamente del ritmo y tono, que es absolutamente "jasoniano", pausado, silente, desabrido y hermético, es una conjunción de más elementos. Es también esa estética que trae ecos lejanos del pasado pero que ya no es el pasado, y es el tema principal del tebeo, solamente revelado al final, y también determinados elementos "universales" del argumento (Hitler y el destino de la Segunda Guerra Mundial, y por tanto, del mundo actual); todo eso es lo que hace de este tebeo una obra llena de resonancias que "vibran" por debajo de lo que cuenta en la superficie. Ignoro si Jason se ha inspirado en la maravillosa LA JETÉE para ciertos aspectos del argumento o es pura casualidad, pero da igual porque YO MATÉ A ADOLF HITLER es un tebeo sumamente original y disfrutable.



(preview en inglés)

18 comentarios:

Ferran Esteve dijo...

A mí me tiene loco. Creo que es el único dibujante del que intento conseguir absolutamente todo lo que publica.

Este aún no lo he leído ¿Es mejor que 'Espera'? (Ya sé que contestarás que es 'diferente')

Un abrazo

pepo dijo...

Es diferente, ja ja. Espera... me gusta mucho también. Pero creo que aquí lo ha clavado.

Anónimo dijo...

¿En qué sentido te refieres a su relación con La jetée? ¿En las coincidencias argumentales o en algo más?
Yo creo que lo de los "desajustes" en la linea del tiempo cuando hay una máquina por medio es casi un género en la narrativa posmoderna. Siempre da un montón de juego para un sinfín de salidas ingeniosas...
Lo que está fuera de dudas es que Jason produce de los tebeos más interesantes de los últimos tiempos. A nivel gráfico no es que me entusiasme (lo que se llamaba "linea clara" no me va del todo) pero como narrador me parece impecable.
¿Habeis visto su historia de los mosqueteros?

Alfred Holanda

Mar dijo...

Creo que cuanto más se lee más te engancha: mucho más!

Y, Ferran: hazte con él, más pronto que tarde ;-D

Besitos

pepo dijo...

Sí, claro, sólo a algunas coincidencias argumentales, nada más. Esto es otra historia, y otro tono. Y, bueno, es que algo igual a La Jetée es imposible aunque se quisiera intentar hacer.
La de los mosqueteros, no la he leído. A mí gráficamente me gusta mucho, y su grafismo es parte esencial de su voz narrativa. No me puedo imaginar los tebeos de Jason con otro estilo de dibujo, serían otra cosa, otra voz. Bueno, esto ya me imagino que lo sabes, estaba escribiendo en voz alta...

Anónimo dijo...

Discrepo en lo de que sea el mejor tebeo de su producción. Es esa una afirmación que me parece demasiado tajante. Pues aunque Espera o Porque estás haciendo esto tengan puntos en común, Chhht! y Yo mate a Adolf Hitler no admiten la comparación, por el simple hecho de que juegan en distintas ligas y sus intenciones por lo tanto diferentes.

Ferran Esteve dijo...

Yo también creo que sin ese dibujo, Jason no sería lo mismo. De hecho me compré el 'Pocket full of rain' que recopila sus primeros trabajos y dibujaba a 'humanos normales' y -acertásteis- no era lo mismo.

Mar: Me lo pillaré, pero creo que recurro a Fantagraphics, que las ediciones de Astiberri están muy bien copiadas, pero no llegan a las originales.

pepo dijo...

Hoy justamente me ha enseñado Manolo Bartual vía mail algunas cosas de 'Pocket full of rain', y es verdad que aquel Jason poco tiene que ver con el de ahora. Tenía que encontrarse "a sí mismo"... Y cada historia parece casi de un dibujante distinto.

pepo dijo...

" Chhht! y Yo mate a Adolf Hitler no admiten la comparación, por el simple hecho de que juegan en distintas ligas y sus intenciones por lo tanto diferentes."

Tienes razón, y Espera... tampoco era este rollo. Quizás pensaba más en todos los que he leído suyos más recientes, ¿POR QUÉ HACES ESTO? y NO ME DEJES NUNCA, que sí era un poco el rollo de coger "géneros" y transformarlos en otra cosa... y en esa liga sí creo que gana este YO MATÉ A ADOLF...

pepo dijo...

Alfred, para concretar más lo de La Jetée:

(aviso de SPOILER)

lo que me recordaba del tebeo no era tanto la interferencia en la línea temporal, que es verdad que es un truco argumental clásico que está en muchas otras historias, sino el viaje en el tiempo como medio para una historia de amor... con muerte incluida. Aunque, bueno, La Jetée es más que eso. Me refiero sólo a esos elementos argumentales. He buscado a ver si Jason hablaba en algún sitio del corto de Chris Marker y no. Pero sí aparece la referencia a La Jetée en una reseña de Amazon, no soy el único que lo ha pensado:

"The story—perhaps inspired by the French time travel film La Jetée—takes on even more unusual twists from there, before reaching a surprising and completely satisfying denouement that solves both the hero's relationship problems and World War II. Jason continues to be one of the best cartoonists working anywhere. "

el tio berni dijo...

No, yo no creo que los distintos tebeos de Jason jueguen en distintas ligas, creo que sus temas son siempre muy similares, aunque no lo sean sus conclusiones de un tiempo a esta parte. Parece que ha recuperado cierta confianza en el género humano. No veo ruptura, sólo un lavado de cara.

Me gusta que se haya refugiado en los géneros porque me gustan los cómics de género, pero creo que a veces el tener que armar una trama (porque es evidente que la trama es sólo un armazón y el tema es otro) hace que el tebeo se desequilibre un poco. Discrepo Y creo que aquí la trama, aunque bien construida, se queda un poco a medias. Lo otro, el tema, está muy bien resuelto. Este no es mi cómic favorito de Jason, prefiero Espera…, pero sí es mejor que sus anteriores intentos en The Left Bank Gang, The Living Dead o Why Are You Doing This (aunque aquí, casi casi…).

Me gusta también su salto al color, le sienta muy bien, tan plano y tan frío como sus propias viñetas. Como narrador se va refinando y es muy bueno ya. Usa menos el artificio epatante y es más “clásico”, pero más eficaz. Técnicamente ya es un master. Lo que sí me parece es que abusa de algunos tics, como esos silencios o “ese tipo cocinando y cenando solo” que le he visto ya en muchas historias (pero esto lo hacen muchísimos autores, es cuestión de que a uno le chirríe o no). Lo que no se puede negar es lo que dice Pepo, que Jason ya tiene su voz propia, y que su distancia y frialdad es el tono que necesitan sus historias para no ser sensibleras, para ser creíbles y para conmover o dejarte dándole vueltas al coco.

A mí, The Last Musketeer me ha gustado menos que este, la verdad (y de nuevo por culpa de la trama). Mi favorito después de Espera… es uno que nunca nombra nadie, The Iron Wagon, pero lo leí hace tiempo y no sé cómo resistirá la relectura.

pepo dijo...

El color en este tebeo es de Hubert. Y sí, a mí también me gusta mucho.

Anónimo dijo...

Si, claro, las coincidencias con La jetée son claras. De hecho, el recurso al salto temporal con consecuencias suele aparecer en productos tipo Hollywood, así que comparto las similitudes con Yo maté a Adolf Hitler en el aspecto que dice Pepo. En mi anterior comentario todavía no había leído el tebeo... Ahora si.
Por supuesto que Jason no sería lo mismo con otro tipo de dibujo. Solo constataba que -a grandes rasgos- esa pulcritud y asepsia no me entusiasma en general... Pero el conjunto es lo que cuenta.
Me sigo quedando con No me dejes nunca.

Alfred Holanda

pepo dijo...

El conjunto, eso es.

Señor Punch dijo...

sólo dejar escrito que acabo de leerlo, y... me ha encantado :)
Sin mucho análisis y a bocajarro, lo encuentro original, me gusta cómo maneja opuestos, como una puesta de escena fría (también aumqntada por el dibujo) para un fondo enormemente humano, cálido a veces. Y esa extrañeza un puntito lynchiana (un poquito sólo, pero no me lo negaréis...), mola.
Y el uso de tradiciones, sí, esa línea clara...
No lo había leido nunca y sí, aunque tenía moderadas reticencias, me ha parecido muy bueno.

pepo dijo...

Creo que el extrañamiento al que te refieres procede en gran parte de llevar clichés de género a un terreno completamente distinto, en ritmo y tono. En el fondo es lo que suele hacer Lynch, a su propio estilo.

Señor Punch dijo...

¡joder pepo, pues acabo de escribir un post (aún no lo publicaré, en unos días) y sin leer esta respuesta,lo juro... resulta que también hablo de Lynch! jeje, sí, algo hay... yo lo he llamado "Lynch con tiralíneas", por esa frialdad tan alucinante que me transmite.
El mal rollo que destila también me entra por su puesta en escena, por su propio dibujo... de verdad que cuanto más lo "masco", más me ha gustado (¡y además no lo conocía, yupi para mí, a rescatar obras anteriores!)

pepo dijo...

He subido un post con un extracto de Slavoj Zizek sobre el uso de clichés descontextualizados, Punch, creo que te interesará.