miércoles, noviembre 12, 2008

EL PREMIO.

¿El Premio Nacional de Historieta te ha cambiado la vida? ¿Te dejan trabajar?

El Premio Nacional ha tenido diversos efectos. Los medios de comunicación se volcaron en la noticia y durante dos meses estuve dedicado prácticamente a atender entrevistas en prensa, radio, televisión e internet. No pude trabajar apenas durante todo ese tiempo.

Eso, a su vez, me convirtió en alguien muy conocido fuera del ámbito del cómic. Mi prestigio social ha subido, digamos, bastantes enteros.

Ello ha traído consigo también multitud de invitaciones a dar charlas, conferencias, etc. (...) Finalmente, no ha habido una lluvia de ofertas maravillosas de trabajo a raíz del premio. Yo diría que, en lo que respecta al mundo del cómic, ni se ha notado. Tampoco es extraño dada la precariedad de nuestra industria comiquera y que, al fin y al cabo, ahí ya todo el mundo sabía de sobras quién soy y qué hago. El premio sí que ha dado, sin embargo, un buen empujón a las ventas del libro de Bardín.

No es la primera vez que “otros sectores editoriales y artísticos” se interesan por el cómic. Tú viviste como protagonista el 'boom' de los 80 y el auge actual del cómic y la novela gráfica: ¿En qué se parecen y diferencian?

No creo que lo de ahora se parezca al boom' de los 80. (...)

---
Max, entrevistado en Guía del Cómic. Sigue aquí